Por Pedro Mena
Aclarando posiciones frente a la campaña mediática contra la MUD, en democracia nadie tiene patente de corzo para agredir, calumniar e imponer su criterio. Yo no acostumbro a ofender o a descalificar personas, solo crítico sus opiniones cuando sea necesario hacerlo, José María Delgado es mi amigo personal, a quien respeto como profesional y en oportunidades hemos reconocido sus esfuerzos públicamente, para que dejemos claro que no se trata de problemas personales contra el periodista , solo que los hechos posteriores y la reacción de la MUD y de Unasur han dejado bien claro que no hubo reunión alguna entre el gobierno y la oposición.
Solo entre oposición y mediadores lo que fue informado oficialmente en un comunicado de la MUD preguntó cuál es el interés en decir lo contrario, el régimen apunta a esa especulación para hacerle daño a la oposición y desprestigiarla.
Ustedes creen que nos hacen un favor repitiendo la mentira, estamos transitando peligrosos tiempos donde no se destaca nada bueno para el país. Los venezolanos necesitamos solidaridad de la buena y la oposicion la única que existe real y verdaderamente aún más porque no sólo luchamos contra el castro comunisno y todo su poder de hacer daño y eso hace más difícil nuestro trabajo político de sacarlos del poder.
Los dirigentes de la MUD han demostrado lealtad, fidelidad y compromiso serio con la lucha por lograr la libertad ¿Por qué ahora tratar de enlodar y desprestigiarlos con una situación creada por el régimen y darle veracidad?
Eso nos molesta mucho y nos coloca tener que además luchar contra Maduro, tener que invertir tiempo en explicar hasta la saciedad que es una mentira y una maniobra.
Los demócratas del mundo deberían estar a nuestro lado por encima de posturas personales. Nuestro país sufre diariamente la peor crisis humanitaria de su historia. ¿Qué debemos hacer para que entiendan que la vida de muchos venezolanos no depende de un «tubazo» sino del respaldo solidario de quienes puedan ayudarlos a resolver el dilema de la democracia o dictadura militar? ¿La vida o la muerte de nuestro pueblo? Ojalá puedan algunos compatriotas de Miami reflexionar sobre nuestro futuro como país el «tubazo» no resuelve sino agrava nuestro problemas saludos fraternales.

Share This