En el Día Mundial del Chocolate te recordamos el valor del cacao venezolano

0
2340
miles454

El Día Internacional del Chocolate empezó a celebrarse el 7 de julio de 2010 después de que la  francesa Academia del Chocolate y la Confitería llegara a un acuerdo con la Organización Internacional de los Productores de Cacao para celebrarlo el mismo Día Mundial del Cacao.

Se cree que en esta fecha, pero en 1550,  el cacao fue introducido de América a Europa. En esta actividad los participantes aprovechan para dar a conocer sus mejores productos a sus consumidores.

En los países anglosajones y no productores de cacao prefieren celebrarlo el 13 de septiembre en homenaje al natalicio de Roald Dahl (1916-1990), el creador del inolvidable Charlie y la Fábrica de Chocolate. En 2014, Twitter, a través de redes sociales, bautizó el Día Mundial del Chocolate el 9 de febrero.

Hasta principios del siglo XX no se popularizó su consumo, al abaratarse los costos de producción.

Numerosos estudios han proclamado sus virtudes como estimulante de la producción de endorfinas, las hormonas del placer. Algunas teorías afirman que puede ayudar en la prevención de enfermedades como el cáncer, aunque no está comprobado.

Con matices de flores, almendras, frutas, malta y vainilla
sobre distintos fondos que se funden en el paladar tras haber dado el primer mordisco.

Así son los sabores que da el cacao venezolano, un producto cuyos inicios comerciales se remontan al tiempo de la Colonia, cuando el país se convirtió en el primer exportador.

Su cultivo se generaba en Mérida, pero luego se extendió a las costas de Aragua y Barlovento, en el estado Miranda y Sucre.

El cacao venezolano ha sido reconocido con varios galardones en la Ronda de las Américas de los International Chocolate Awards 2015.

Estos premios fueron creados por reconocidas figuras del mundo gastronómico para reconocer, en igualdad de condiciones, las creaciones de notados chocolateros y chocolatiers a nivel mundial.

Venezuela tiene las mejores oportunidades para sacar provecho: es el único país productor que puede garantizar sabor y aroma, a lo que se suma plantas prácticamente vírgenes, que no han sufrido transformación alguna, es importante aumentar la producción, para continuar siendo el mejor del mundo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta