Bien sabemos que las ventajas intelectuales de saber idiomas son muchas y más si vives en un país donde se habla un idioma diferente al de tu lengua materna. Entre ellas, se sabe que los niños bilingües o solo son más sociables y seguro de sí mismos, también obtienen mejores resultados en sus estudios y en los tests de inteligencia. 

Muchas personas cometen el error de pensar que al venirse a la Florida no van a necesitar para nada hablar el inglés. Si bien es cierto que a donde vayas vas a encontrar quien hable español y podrás resolver en gran mayoría muchas cosas, no vas a tener grandes ventajas a la hora de buscar trabajo, por lo que siempre recomendamos que se propongan aprender el idioma oficial de este país.

Nuestra primera recomendación es que comience desde donde se encuentre (Venezuela) si usted se empeña puede aprender. Quizá no tenga una pronunciación perfecta, pero ya tendrá un gran camino ganado.

La cuestión es: ¿Cómo se puede aprender más rápido un idioma? ¿Existe una fórmula exprés? Los expertos aseguran que aprenderlo es más sencillo de lo que parece pero hay tres ingredientes imprescindibles –interés, dedicación y perder el miedo a cometer errores– y una regla popular que alterna tres escenarios: Café, conversación y cama.

«Aprender un idioma es hacerlo en todas sus formas, trabajando y desarrollando las cuatro famosas destrezas (reading, writing, speaking, listening) que todos conocemos. Por ello, hay que diferenciar entre aprender un idioma y aprenderlo bien o dominarlo» explica Joana Longo, profesora de grado en ESIC traductora e intérprete y especialista en la enseñanza de español y lenguas extranjeras. «Actualmente se hacen virales vídeos y cursos exprés que venden que una persona puede aprender un idioma de forma rápida y sencilla en cuestión de días o semanas. Tampoco hay que engañar al personal. Este tipo de enseñanza exprés está bien para practicar la expresión oral, pero deja atrás el resto de destrezas. Se enfocan en la pronunciación y en actividades poco novedosas, pero como digo, algo es algo y siempre ayuda», afirma la experta a Glamour España.

El método de las 3 C´s

Descifrado como café, conversación y cama es el más efectivo de todos principalmente porque pone en valor las habilidades personales y comunicativas. Perfeccionar el conocimiento con hablantes nativos y avanzar en adquirir (sobre todo por repetición e imitación) vocabulario y gramática. Chica española conoce chico australiano y convierte el inglés en su lengua nativa. Elsa Pataky confesó en Glamour.es que su inglés dio un giro gracias a su relación con Chris Hemsworth; lo mismo le ocurrió con el francés cuando salió con el humorista Michael Youn y hoy la star blogger de Glamour es trilingüe.

La música y el cine

Memorizar y mimetizar la letra de una canción es una práctica de toda la vida y además, divertida. Ver musicales y películas en versión original y si nos resulta pesado, poner los subtítulos de éstas en el mismo idioma y no en español, como suele hacerse.

Redes Sociales

Hacerse fan de páginas en el idioma que se quiera aprender para familiarizarse con expresiones idiomáticas y un vocabulario adecuado, tanto para la edad como para el área que se elija (economía, empresa, educación, cocina, deportes…).

Tecnología y Apps

Hay infinidad de aplicaciones y muchísimas de ellas gratuitas. Hoy tenemos la oportunidad de leer prensa internacional y estar informado aprendiendo o de practicar a través de  cursos tipo online (ABA English, Duolingo o  Lingualia entre otras) cómoda y rápidamente, desde cualquier dispositivo.

Libros duales en versión digital

La mejor manera de familiarizarse con la lectura en una lengua extranjera es no tener que estar buscando cada palabra en el diccionario. Gracias a que una página está en español y la otra en el otro idioma y los párrafos son coincidentes, con este tipo de lectura se permite al lector permanecer en el contexto, mejorar vocabulario, acercarse a una traducción más acertada e incluso disfrutar de  la buena literatura. No existen en todos los idiomas pero sí en los más básicos, el inglés por ejemplo Dualbooks.es.

Intercambio de idiomas

Existen páginas donde se puede encontrar personas que ofrecen intercambiar idiomas (Busuu.es). No es otra cosa que formar parte de una comunidad cuyo objetivo e interés es el mismo. Puede ser una forma de aprendizaje económica y diferente para conocer gente nativa, compartir material, participar en foros y acercarse al idioma de una manera amena y distendida.

Inmersión lingüística

No todo el mundo puede coger las maletas e irse a probar suerte al extranjero una larga temporada, pero usted que ya está acá  debe poner en práctica lo que se sabe y verse en situaciones reales, además de sumergirse en la propia cultura del país.

En conclusión, Joana Longo añade:  «Lo que es evidente es que aprender un idioma es trabajarlo, utilizarlo, equivocarse, escucharlo, oirlo, saborearlo, verlo, leerlo, imitarlo, escribirlo, disfrutarlo, compartirlo, sentirlo, experimentarlo… en definitiva: VIVIRLO. Día a día, de una manera u otra, más o menos rápido, pero querer hacerlo y quererlo de verdad».

 

Share This