Un límite de 18 meses para aprender inglés y desarrollar las habilidades básicas del idioma ha sido fijado para los inmigrantes que se encuentran en Australia y reciben beneficios del gobierno por estar desempleados.

La iniciativa fue lanzada por el partido One Nation, que dirige la política australiana Pauline Hanson, y pretende que los inmigrantes dominen el idioma para que puedan integrarse a su cultura. De no lograrlo, perderían una ayuda quincenal de 550 dólares.

De acuerdo a Daily Mail, un censo del año 2016 reveló que cerca de 820.000 personas en el país hablaban muy poco o ningún inglés. «Es una visión sorprendente de lo dividida y segregada que ha estado nuestra sociedad», aseguró Mark Latham, líder del boletín informativo One Nation´s News South Wales.

«A menos que tenga un incentivo, la gente continuará por el camino actual, que es un desastre para Australia», agregó Latham, quien señaló que el rechazo de los migrantes por aprender el idioma ha empeorado considerablemente durante los últimos años.

Si embargo, Latham reconoce que 18 meses no son suficientes para que alguien aprenda inglés, pero es un inicio que abre muchas puertas.

«He visto cambios en el oeste de Sydney en los últimos 10 años que nunca pensé que vería, y muchos de ellos se basan en la dependencia del bienestar y en los enclaves étnicos que no hablan inglés», agregó.

Aunque Latham no relacionó con el terrorismo a los inmigrantes que no hablan inglés, resaltó que existía una radicalización islámica más prominente en las áreas donde existía un bajo nivel del idioma inglés y una mayor dependencia de las ayudas gubernamentales y sociales.

En tanto, uno de los documentos del partido One Nation afirmó que no estaba dirigido a los musulmanes, aclarando que los indios-fiyianos de la fe islámica habían sido «buenos ciudadanos» que «trabajaron y estudiaron duro».

A nivel federal, One Nation comparte poder en el Senado con otros partidos de derecha menores, incluidos los conservadores australianos de Cory Bernardi y el Partido United Australia de Clive Palmer, de acuerdo a Daily Beast.

Share This