Por Pedro Mena

Cada día crece la incertidumbre, el nerviosismo, y la preocupación natural del cual será en definitiva el resultado final de este “vía crucis”, que sufrimos en la actualidad los venezolanos. Para los más optimistas racionales, la línea  política trazada por la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, es la correcta, pero manteniendo en jaque al régimen, mediante la presión permanente en las calles, solicitando la realización del revocatorio, e incrementando la presión internacional, dada las circunstancias de la aplicación de la Carta Democrática por parte de la OEA., y la fuerte acción diplomática de los Estados Unidos y de países europeos, incluyendo España, y ahora el apoyo de países latinos como Brasil. Chile, Argentina, Perú, Paraguay y México, que se han volcado en todos los sentidos apoyar cualquier iniciativa que conduzca a la libertad de los presos políticos y la realización del Referéndum Revocatorio Presidencial este mismo año.

Los radicales de turno, como es costumbre, enfilan sus artillerías atacar a la oposición democrática, usando viles argumentos, propios de los enemigos  y desarrollando términos de campaña sucia y del estímulo al desaliento y frustración de los venezolanos. La salida de ellos el famoso 350, bueno en la teoría y pero de mala aplicación en la práctica política.

El régimen juega sus dos vías de presión contra la oposición y sus seguidores. En  primer término acentúan a nivel de los órganos institucionales, como TSJ y el CNE, operativos de amenazas veladas del desconocimiento de la 410 mil  firmas legalmente  recolectadas y validadas cada una de ellas por los propios electores, sin embargo con falsas demandas de “supuestos fraudes” pretenden influir dentro de su estrategia negativa y de violencia política tratando de crear una matriz de opinión adversa a la MUD, estrategia fallida y sin resultados alguno a sus siniestros planes. Como puede existir un supuesto delito de este tipo, si las firmas validadas responden a los requerimientos técnicos y  legales de la normativa electoral implementada por el propio Consejo Nacional Electoral. Es un adefesio de imbéciles.

Por otra parte el CNE, a la vez que implementa “operación morrocoy” en la aplicación práctica de los procedimientos de validación de las firmas, para formular oficialmente el llamado al revocatorio, a los fines de lograr recabar 4 millones de firmas contra Maduro, a pesar de esa aviesa y torva  intención, poco a poco avanza cada vez más la imperiosa necesidad de convocar  el Revocatorio.

Existen dos discursos diferentes por parte de la estrategia comunicacional del gobierno castro comunista, uno de ellos planificado, desarrollado y ejecutados por los voceros oficialistas, encabezados por Nicolás Maduro y todos su adláteres del PSUV y del gobierno, quienes acusan, denuncias  amenazan y ofrecen la violencia represiva para impedir que la revolución pierda su legado chavista, todo ello dentro de un esquema de obligar a la oposición democrática aceptar el cacareado dialogo “sin condiciones”. Se caracteriza por la virulencia y el ataque sistemático, las vulgaridades y desplantes contra dirigentes y partidos políticos opositores No hay Referéndum  este año, fraudes etc…

El otro es manejado por las veletas tarifadas de los llamados “facilitadores del dialogo de UNASUR, integradas por los expresidente Fernández, Zapatero y Torrijos, quienes “jugando pegados “al régimen castro comunista, usan su experiencias, lenguajes y poses diplomáticas, pagas en dólares, para fraguar la rendición incondicional  de la oposición, logrando la realización del dialogo con el gobierno, sin condiciones. Ambas lecturas, trabajan para quebrar ante la opinión pública nacional e internacional al liderazgo opositor, cuestión que resulta bien lejos de la realidad, por la postura clara, diáfana y concreta de la MUD en todos sus niveles, El Referéndum no es negociable.

Frente a esta desiderátum que puede ocurrir, ante la profundización de la crisis social, económica y política que sufre el pueblo venezolano? Mas hambre, mas miseria, mas inseguridad, masrepresión.es la respuesta segura de estos vándalos del gobierno.

Yo pienso en lo personal que estamos en una gran y peligrosa encrucijada política a corto plazo. O se realiza el Revocatorio dentro de los términos legales y constitucionales este mismo año, agregando la posibilidad cierta de combinarlo con la elecciones regionales  por separado, para elegir los  gobernadores de estados,  los cual implicaría que el pueblo tendría la descarga explosiva y emocional de poder votar masivamente, saliendo por la vía democrática de este hambreador y corrupto régimen, permitiendo a través del contaje de los votos populares, iniciar el proceso de cambio pacífico y electoral, que nos llevaría a elegir este mismo año un nuevo Presidente de la Republica de transición

Si por el contrario, esta solución pacifica  no se concretara, se agravara la crisis, por el éxito de los  impedimentos y maniobras que impidan su realización., no tengo dudas que  vendrá  el “zarpazo final” contra las instituciones democráticas y la profundización de un régimen declarado y abiertamente totalitario, lo cual arrojaría, sin rubor alguno, la posibilidad cierta de asesinatos masivos y selectivos, contra líderes y activistas opositores, mayor persecución y inhabilitación de los partidos políticos.

Una implantación peligrosa de una dictadura militar a raja tabla. Tendríamos que hacer campañas para compra y enviar sacos de cal y bolsas negras para los cadáveres., ante la eminencia de un genocidio popular. Esta opción la más triste y lamentable, nos lanzaría al regreso de tiempos primitivos, ya superados por la historia reciente. Contar muertos, sería una lamentable tragedia para nuestro país, porque todos sabemos cuándo comienza la violencia pero nunca cuando termina. Vean el ejemplo del pueblo colombiano con más de 70años de violencia política sistemática, cuyas víctimas son  seres inocentes de esta cruel guerra fratricida.

Por estas razones no debe existir en nuestros pensamientos de acción, otras ideas distintas, que no sea trabajar activamente por la realización y preparación del Revocatorio Presidencial este mismo año, No existe otro interés electoral inmediato que no sea celebrar el revocatorio, especialmente quienes vivimos en el exterior, no hacerlo es distraer y jugar la guerra y la muerte de nuestra instituciones democráticas y pueblo venezolano en general.

pedromena54@gmail.com

@pmenamiami

Share This