Por Alexis Ortíz

El comediante eterno Hugo Chávez trato de venderle a los venezolanos como buenas la lucha de clases y la confrontación generacional.
Con ambas necedades fracaso.
Ser rico es malo cuando la riqueza es producto de la corrupcion, como la de las hijas de Chávez, Cilia Flores, Diosdado Cabello, Aristóbulo Isturiz, Rafael Ramírez, Jose Vicente Rangel…
Y la lucha no es de jovenes contra viejos, sino de competentes y decentes contra inutiles y ladrones, o sea de gente democratica, no importa la edad, contra la bandidocracia castrochavista.
Un buen ejemplo es el trabajo solidario y efectivo entre el veterano Gustavo Tarre y el juvenil Carlos Vecchio. Dos embajadores de lujo nombrados por el presidente legitimo, Juan Guaidó.

Visita también www.alexisortiz.com

Share This