Alexis Ortiz

Aunque se tenga la idea que las conversaciones en Noruega son inconducentes, no es justo descalificar a los enviados del presidente
legítimo Juan Guaidó, especialmente a un compañero serio, competente y experimentado como Fernando Martinez Mottola.
A el se le trata de descalificar con argumentos peregrinos como que es «viejo» o que fue ministro de Carlos Andres Perez.
Lo de viejo es una pendejada chavista, porque fue el tirano Chávez quien intentó sembrar en Venezuela la necedad de la lucha generacional; y como ministro de Perez Martinez Mottola fue un modelo de eficacia, decencia y moderación.
Este amigo querido es un criollo orgullo de nuestro gentilicio.
En el se puede confiar.

Visite también alexisortiz.com/

Share This