Por Alexis Ortíz

Los pesimistas irreductibles, victimas de las campañas de intrigas de Moscú y La Habana contra la oposición democrática venezolana a través de las redes sociales, tendrán que admitir que el gobierno legítimo de Guaidó ayer lunes se anotó dos triunfos.
En primer lugar nuestra representación en la OEA, encabezada por Gustavo Tarre Briceño, logro que esa entidad condenara los atropellos a la inmunidad parlamentaria de Edgard Zambrano y otros diputados. Y lo más resaltante es que los renuentes México y Uruguay votaron a nuestro favor.
Por otra parte nuestra representación diplomatica en EEUU (Carlos Vecchio y Gustavo Marcano), en inteligente alianza con el Bravo Pueblo venezolano residente en Washington, consiguieron que fueran expulsados por las autoridades norteamericanas, el grupo de invasores finananciados por Nicolas Maduro y su amo Raul Castro.
Palante es p’alla.

Visite también alexisortiz.com/

Share This