Por Alexis Ortíz
La muy lucida periodista Gina Montaner en un artículo reciente, despliega su preocupacion por las terribles consecuencias para la democracia latinoamericana de la estrategia corruptora fe la empresa brasilera Odebrecht, que ya tiene en la cárcel a dos presidentes, a otro fugitivo de la justicia y a un cuarto que opto por el suicidio.
Eso sin contar con que algunos como Nicolás Maduro, hasta ahora se han salvado por fragilidad de la justicia en sus paises.
Para los hechos de corrupcion denunciados han actuado en complicidad políticos y empresarios venales, con la colaboración de funcionarios públicos de carrera complacientes.
La gente se pregunta quién es más condenable?
Al respecto recordamos el verso de la irrepetible Sor Juana Inés de la Cruz, que dice, que es tan culpable «la que peca por la paga, que el que paga por pecar».

Visite también www.alexisortíz.com

Share This