Por Alexis Ortíz

Los capataces de la bandidocracia castrochavista suelen alardear de su amor a los indigenas, pero en febrero de este año, para impedir que entrara la ayuda humanitaria proveniente de Brasil, atropellaron a los indios pemones de la Gran Sabana, hasta asesinando a algunos de ellos.
Ahora nos informa la aguerrida periodista Sebastiana Barraez, que grupos armados financiados por el gobernador castrochavista del estado Bolivar, general Justo Noguera Pietri, asaltaron la Alcaldia de la Gran Sabana, para destituir al alcalde legitimo, el indigena Emilio Gonzalez, y colocar en su lugar a la activista del partido del usurpador Maduro, Nancy Ascencio.
Otra prueba del irrespeto del castrochavismo a las instituciones y desprecio por nuestros aborigenes.

Visite también www.alexisortíz.com

Share This