Por Alexis Ortíz

Hemos recibido solidaridad de las principales democracias del orbe. Estamos agradecidos.

Y como quiera que la intervención militar foránea es improbable, es necesario que los venezolanos, civiles y militares, nos concentremos en buscar y ejecutar una solución propia.

Ahora corresponde que el pueblo en la calle mantenga al presidente legítimo Guaido en la calle.

La movilización popular, multitudinaria y dispuesta, debe impedir que la bandidocracia castrochavista aprese a Guaidó.

Es nuestro gran desafío ahora.

Visite también www.alexisortiz.com

Share This