“En la vida todo es posible, especialmente para un venezolano con espíritu y corazón”: Venezolanos brillan en la medicina de EEUU

0
7714
miles454

Donde quiera que vamos los venezolanos sobresalimos gracias a nuestros talentos y preparación. Somos gente luchadora y perseverante, y no sólo nos destacamos en el béisbol o en el sector petrolero, lo hacemos en el arte y también en la medicina.  

aedbgsfFSbXMJRGDNZXF (1)Tal es el caso de Alejandro Battistel, un joven oriundo de la ciudad de Valera, quien desde muy pequeño soñaba con ayudar y sanar a las personas. Con tan solo 10 años de edad, Alejandro partió junto a sus padres y a dos hermanos hacia una nueva vida, dejando las montañas andinas para rodearse de palmeras, agua y mucho sol en la Florida. 

El principio no fue fácil, como niño se frustraba por el nuevo idioma, pero rápidamente pudo integrarse al nuevo sistema. Ya en bachillerato, siguiendo sus sueños, Alejandro decide inscribirse en el programa de medicina que ofrecía su escuela, un paso sumamente importante que le permitiría probar si esta sería su verdadera pasión.

image2 (1)
Alejandro preparándose para entrar a la sala operatoria como parte de sus prácticas junto al doctor Sotelo.

Hoy día Alejandro cursa el 4to año de Pre Medicina en la Florida State University, y en su corta carrera ha logrado aprender de grandes profesionales de la medicina, como el Doctor René Sotelo, también venezolano y Profesor de Urología Clínica del Keck Medicine de la USC (Universidad de Souhtern California) con quien estuvo compartiendo como pasante por un periodo de 60 días durante este verano.

El Dr. René Sotelo es reconocido por haber ganado un permiso para ejercer en EEUU por méritos científicos. Tras 20 años de trabajo incansable consiguió la licencia para su práctica médica sin necesidad de revalidar su título.

Los inicios de Sotelo se remontan al Instituto Médico La Floresta, en Caracas. Para ese entonces, ya tenía dos postgrados en cirugía general y urología, y había hecho, además, entrenamientos cortos en oncología, en Japón, y en cirugía laparoscópica, en Brasil,  país de Suramérica donde esta novedosa técnica se iniciaba. 

También había viajado a Estados Unidos para ver operar a varios de los mejores cirujanos de este país y, gracias al respaldo de Karam, quien siempre lo apoyó en todas sus iniciativas, inició la cirugía avanzada laparoscópica urológica de alta complejidad en Venezuela, realizando las primeras prostatectomías radicales, nefrectomías parciales y cistectomías radicales.

Sotelo-w-robot
Foto cortesía La Opinión. Debido a que es uno de los especialistas con más experiencia en cirugía laparoscópica y robótica en Latinoamérica, el doctor René Sotelo fue seleccionado para unirse a la Universidad del Sur de California (USC).

Más tarde, Sotelo salió al mundo a replicar sus conocimientos, pero, al mismo tiempo, a aprender más sobre las técnicas implementadas por él con éxito. “Realicé las primeras cirugías laparoscópicas avanzadas en Colombia, Curazao, Ecuador, Nicaragua, Costa Rica, países en los que aproveché la oportunidad para enriquecer y acelerar mi experiencia,  recolectar  y documentar hallazgos y resultados”, dijo el médico.

Su hallazgo: “Hice mis propias modificaciones al proceso quirúrgico; describí nuevas técnicas en cirugía: reparación de fístulas genitourinarias y realización de cirugías prostáticas benignas por robot, lo que amplió mi rango de acción. A partir de allí me empezaron a invitar a muchos países, entre ellos Turquía, Italia, Brasil,  Argentina, Kuwait,  Perú a demostrar mis técnicas quirúrgicas. Me afané en publicar sobre dichas técnicas y, como resultado, las invitaciones a dar conferencias se incrementaron. Fui invitado a los principales congresos, conocí médicos;  pero, sobre todo, mantuve siempre la visión de poner  a Venezuela en el mapa de la urología mundial”.

Por su parte, Alejandro alega que su experiencia junto al Dr. Sotelo fue excelente, aprendió mucho sobre urología, ya que pudo estar presente en cirugías de próstata, riñones y vejiga. Aunque aún no decide en qué área se especializará agradece vivencias como estas que sin duda serán positivas para su formación. 

“A todos los jóvenes venezolanos que tienen un sueño como el mío o cualquier otro, les digo en momentos tan difíciles como el que vivimos que no se rindan, van a haber varios momentos en los que querrán rendirse y hacer algo más fácil. Pero la verdad es que si de verdad se quiere, con suficientes ganas todo se puede lograr. También les recomiendo que se preparen para las cosas que van a ver y hacer como médicos cirujanos, les recomiendo que sigan una carrera en medicina con la intención de salvar vidas y no por fines lucrativos o porque alguien quiere que lo hagas. Recuerden que lo que estén dispuestos a hacer lo lograrán, solo tienen que quererlo con toda el alma y corazón. Nunca se rindan, sigan adelante sin importar las circunstancias. En la vida todo es posible, especialmente para un venezolano con espíritu y corazón” fueron las palabras del joven valerano. 

 Lea también: Criollos que triunfan: Cirujano venezolano instruye médicos en EEUU para operar con robot

No hay comentarios

Dejar una respuesta