Quienes aspiren a convertirse en ciudadanos estadounidenses tienen que cumplir una serie de requisitos de tipo “moral”, según establece la Ley de Inmigración y Nacionalidad. 

Eso significa comportarse de una manera considerada “aceptable”, no haber cometido delitos durante los cinco años anteriores a la solicitud, y no mentir durante la entrevista de naturalización, según recuerdo el diario Miami Herald

Entre estas acciones inaceptables se incluyen, por ejemplo, conducir ebrio, hacer apuestas ilegales,  prostituirse,o mentir para obtener beneficios de inmigración. 

También penaliza haberle sido infiel a su pareja en ese periodo de tiempo de cinco años previos a la solicitud (que se reduce a tres años si la persona solicitante está casada con un o una estadounidense, y a uno en ciertos casos asociados a las fuerzas armadas).

¿En qué casos esta actitud puede provocar el rechazo a la solicitud de ciudadanía? 

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), explica en su web que el adulterio está incluido entre los factores “condicionales”, es decir, no permanentes en el tiempo, que pueden perjudicar la posibilidad de lograr el proceso de naturalización si la acción está orientada a “destruir un matrimonio”. 

En otros casos, matiza el reglamento de las autoridades, engañar al propio o la propia cónyuge puede no ser tan perjudicial, por ejemplo cuando “el solicitante se divorció de su cónyuge pero luego el divorcio se consideró inválido o el solicitante y el cónyuge se separaron mutuamente y no pudieron obtener el divorcio”.

La editorial de consejos legales NOLO explica en su web que antes “el sexo fuera del matrimonio solía considerarse evidencia automática de mal actitud moral”, aunque “ese ya no es el caso”. Pero engañar a un cónyuge todavía se puede considerar un comportamiento no aceptable.

“Principalmente depende de si vivía con su cónyuge cuando tuvo la aventura, y si su cónyuge tenía pleno conocimiento de la relación”, apunta la web.

“Una relación extraconyugal cuando usted y su cónyuge están separados, o una relación externa que su cónyuge conoce y acepta no se considerará evidencia de mal carácter moral. Pero, por otro lado, si todavía vivía con su cónyuge cuando tuvo la aventura y si su cónyuge no conocía y aprobaba la relación, se considerará engañar a un cónyuge y evidencia de mal comportamiento moral”, agrega.

Otros casos que pueden alejarle de la posibilidad de quedarse en el país

Más allá de este o de casos más graves, como puede ser un delito de homicidio, hay varias otras conductas que pueden hacer que las autoridades decidan rechazar una solicitud de ciudadanía. USCIS recientemente actualizó la información al respecto. 

Entre ellas, el servicio indica acciones en la que quizás podría no pensar de inmediato, como: 

  • Saltarse una comparecencia en la corte si se permanece en libertad bajo fianza
  • Cometer fraudes bancarios o de la seguridad social
  • No presentar o pagar impuestos
  • Falsificar registros
  • Emitir falsos reclamos de ciudadanía estadounidense
  • Intentar difundir sustancias controladas
  • Cometer obstrucción a la justicia
  • Perpetrar una agresión sexual
  • Votar de forma ilegal o registrarse de forma irregular para ello

USCIS recuerda que no se trata de los únicos casos, sino que hay más. Así mismo, afirma que los solicitantes deben demostrar que han sido, y siguen siendo, personas de buena conducta moral durante el período legal antes de solicitar la naturalización y hasta que presten el juramento de lealtad. 

Los oficiales de USCIS, por su lado, tienen que estudiar caso por caso.

Requisitos adicionales

Además de mantener una buena conducta moral, los inmigrantes que aspiran a convertirse en ciudadanos estadounidenses deben tener estos otros requisitos:

  • Tener al menos 18 años de edad al momento de la presentación
  • Vivir en los Estados Unidos como residente legal permanente por cinco años seguidos, o tres si recibió una green card por matrimonio
  • Demostrar presencia física en Estados Unidos durante al menos 30 meses en los últimos cinco años, o 18 meses si está casado con un estadounidense
  • Poder leer, escribir y hablar inglés básico, y mostrar conocimiento de la historia y el Gobierno los Estados Unidos
  • Estar dispuesto a apoyar y defender el país y su constitución
Share This