Evite dolores de cabeza y ordene una inspección antes de comprar una propiedad

0
167
miles454

Usted ha encontrado la casa de sus sueños: está ubicada en la zona que siempre deseó, es amplia, espaciosa, tiene un precioso jardín y un garaje para dos autos. El precio es elevado pero se lo puede permitir y firma el contrato de compra. A los dos meses de mudarse, descubre que los techos tienen goteras, las estructuras están agrietadas y la electricidad no es estable. La reparación le supone casi un tercio del precio total de su hipoteca. ¿Cómo evitar esto?

Una vez que usted firme el contrato de compra en bienes raíces, comenzará un proceso con una serie de pasos que lo llevarán hasta la adquisición de la propiedad. Por ello, su agente inmobiliario le entregará una lista de control donde aparecen todas las actividades a realizar antes de llegar a la operación de cierre.

La mayoría de contratos trae una cláusula de contingencias que permiten al comprador su cancelación si existiere un problema sustancial revelado por una inspección. Pero, de no haber grandes problemas, usted tiene la obligación legal de cumplir con lo firmado.

La inspección

Usted deberá ordenar una inspección completa y detallada inmediatamente después de firmar el contrato y solicitar un reporte de las inspecciones antes de hacer la solicitud del préstamo.

Pídale a su agente que le aconseje varios inspectores que trabajen en la zona donde se encuentra la propiedad y dominen las exigencias locales.

Si usted está preaprobado por un prestamista, como se recomienda, no le tomará mucho tiempo, una vez recibido el visto bueno de la inspección, para solicitar el préstamo. Ocúpese de que la inspección de la propiedad sea lo más profesional posible, pídale a su agente que acompañe a los inspectores para comprobar si estos son minuciosos en su trabajo.

A la hora de seleccionar a los profesionales que harán la inspección, evite que estos tengan conflictos de intereses. No contrate aquellos que puedan tener una empresa de reformas y le recomienden trabajos que ellos o personas de su entorno deban acometer. Recuerde que los inspectores de la Florida tienen una licencia que regula sus actuaciones.

Indague en qué consiste una inspección normal, según los estándares de su zona y compruebe que el inspector que usted contrata cumpla con esos estándares.

Otra buena idea es contratar al inspector para que haga el Walk Through con usted uno o dos días antes del cierre, cuando el vendedor haya retirado de la propiedad los muebles y objetos personales. Así podrá comprobar in situ si realizaron las reparaciones correctamente y si todos los aparatos quedan como establece el contrato.

Cuando compra una propiedad nueva, muchos agentes no le recomiendan contratar a un inspector. No obstante usted debe considerar que las construcciones nuevas también pueden tener defectos, y algunos muy significativos que pudieran invalidar el contrato. Es mejor gastarse el dinero en un inspector capaz de descubrir errores que usted pueda pasar por alto.

Las inspecciones de las viviendas se concentran en ocho áreas

  1. El estado de la estructura.
  2. La evaluación exterior de la vivienda.
  3. Muy importante, las condiciones de los techos.
  4. La condición de la plomería.
  5. El funcionamiento de los sistemas y componentes de la vivienda.
  6. El estado del sistema eléctrico, cables, tomas, nivel de voltaje, estado de las cajas eléctricas.
  7. La situación en que se encuentra la cocina, aire acondicionado, lavadoras, secadoras, ventiladores, las aperturas y cierres eléctricos, calefacción y otros aparatos de la casa.
  8. La condición y funcionamiento de los garajes y las alacenas de la propiedad.

Cuando usted está solicitando una hipoteca, debe tomar en consideración que los prestamistas también tienen algo que decir sobre las inspecciones. A los prestamistas les interesan fundamentalmente dos reportes:

Uno sobre los techos, donde se explique que carecen de goteras o grietas susceptibles a dejar pasar el agua; donde se analice la inclinación de los mismos, el estado de los revestimientos y los drenajes. Si es un techo plano, el documento deberá constatar que está en buenas condiciones, sin bolsas de agua ni abultamientos.

El otro informe es sobre el estado de la estructura. Los inspectores deberán acreditar que la vivienda está libre de organismos que destruyen la madera (WDO), en el caso que proceda.

Si existe un problema en la estructura de la propiedad o tiene los cimientos defectuosos, los techos en muy malas condiciones o los cables eléctricos no están codificados, usted puede cancelar el contrato gracias a la cláusula de contingencias.

Pero si descubre un problema menor de plomería o de electricidad fácil de solucionar, puede llegar a un acuerdo con el vendedor para que lo subsane o lo rebaje del precio de la vivienda.

Usted debe presionar para que se cumplan los plazos establecidos en la agenda de su agente inmobiliario. Recuerde que los reportes de las inspecciones tienen una validez de 20 días. El proceso de compra debe transcurrir en un breve período de tiempo, es como el engranaje de un reloj, para que las agujas marquen la hora, se tienen que poner en funcionamiento diferentes ruedecillas que usted debe acompañar en su movimiento. Si una sola se detiene, todo el engranaje se detendrá y podría repercutir en un aplazamiento de la fecha de cierre, por lo cual tendrá que contratar nuevas inspecciones.

Diario las Americas

No hay comentarios

Dejar una respuesta