Un fin de semana al aire libre en Miami

0
1651
miles454

Si tienes un espíritu ecologista no puedes dejar de disfrutar de un fin de semana al aire libre en Miami con las opciones verdes que te ofrece el sur de la Florida.

Aunque parezca extraña la idea de un que Miami sea un puesto “verde”, le comentamos que si es posible tomar un poco de aire fresco en esta gran ciudad, ejercitarse, conectarse con la naturaleza y desconectarse de la computadora portátil, del iPad y el estrés de la vida cotidiana. Acá el cielo es azul, el agua es cálida y su ecología abundante es única.

Olvídese de la imagen de Miami como un paraíso de las fiestas. Recuerde que antes de todo eso, era un verdadero paraíso ambiental. Los hábitats naturales de la ciudad del sol se han preservado de manera increíble. Hay dos parques nacionales, uno de ellos, el Parque Nacional Biscayne, se encuentra mayormente bajo el agua, y el otro, Everglades National Park, presenta un ecosistema único: es la única zona selvática subtropical en América del Norte y el único lugar donde cocodrilos y caimanes coexisten.

Obtenga lo mejor de ambos mundos y manténgase cerca de las atracciones principales de Miami, como el mundialmente famoso South Beach. Salga durante el día y bucee en un mundo submarino de barracudas, peces loro y escalares. Atraviese un puente en bicicleta o camine por la playa de una isla.

Día 1, Everglades

Everglades tiene casi 688 mil hectáreas, por lo que imposible recorrerlo completo. Si solo tiene un dia para explorarlo, aprenderá mucho acerca de un hábitat que no verá en ningún otro lado. Everglades ostenta un paisaje de vegetación interminable; entre los árboles y el pantano se encuentra toda clase de animales y vida salvaje, incluidas especies en peligro de extinción como manatíes, cocodrilos americanos y panteras de Florida.

Pasee en hidrodeslizador por el Río de pasto cuando se encuentre aquí; no solo contará con un guía experto que conoce el lugar, sino que también tendrá a alguien que identificará al pájaro de patas largas y pico amarillo (la gran garza azul) o el rosado con pico como un ornitorrinco (Roseate Spoonbill). Hay varias empresas que ofrecen paseos en hidrodeslizador y recorridos, entre las que se incluyen Coopertown Airboat Rides, Miccosukee Indian Village y Air Boar Rides, Everglades Alligator FarmEverglades Safari Park y muchas más. Cada empresa ofrece características adicionales, como caminatas por la jungla, restaurantes donde se sirven platillos tradicionales de Everglades (ancas de rana y bocaditos de caimán), campamentos y hasta juegos en Miccosukee Resort.

Bike Shark Valley: si bien no es recomendable en los calurosos meses de verano, a menos que sea un ciclista entrenado o tenga mucha resistencia, es una actividad invernal encantadora para quien esté interesado en dos horas de ciclismo. Shark Valley es un circuito que comienza en la entrada norte del parque y se extiende por 24 kilómetros. A medio camino en el circuito, encontrará una elevación con una hermosa torre-observatorio.

Día 2, Parque Nacional Biscayne

Cuando piensa en un parque nacional, quizás se imagine un lugar remoto. Esto no ocurre en Miami, donde el Parque Nacional Biscayne se encuentra saliendo apenas del bullicioso centro.

El 95 % del Parque Nacional Biscayne se encuentra bajo el agua; esto quiere decir que hay casi 70.000 hectáreas de arrecifes, naufragios y vida salvaje para explorar. Súbase a un barco y practique buceo de superficie, pesque o acampe en la hermosa y céntrica Biscayne Bay. Desde enero hasta abril hay recorridos en canoa y kayak disponibles a través del parque, y todo el año hay empresas privadas que le proporcionarán la experiencia que desee.

Una entrada al parque se encuentra en Dante Fascell Visitor Center, ubicado en Homestead, aproximadamente a una hora en automóvil desde South Beach. Diríjase hacia el agua y luego vuelva a Homestead y explore las atracciones cercanas populares con una multitud interesada en el medio ambiente, como Fruit and Spice Park, con puestos de frutas y verduras de granjas locales, y Schnebly Redlands Winery and Brewery.

Día 3, las playas

Pase su último día visitando la atracción más famosa de Miami, las playas.

Miami Beach es una isla. Justo al final de MacArthur Causeway, alejándose de la parte continental de Miami, encontrará un paraíso de playa. Miami Beach es una ciudad popular de centros turísticos desde la década de los veinte y no es ningún misterio por qué: sus playas son espectaculares. No hace falta decir que el clima en Miami es inigualable. Diciembre es un mes tan encantador como cualquier otro para dar un paseo en remera y pantalón corto, y el agua tiene la temperatura de un jacuzzi en agosto.

Nade, alquile un barco, navegue, pero no se olvide de pasar algo de tiempo en la arena.

El popular programa DecoBike de Miami Beach facilita el alquiler de bicicletas para recorrer la isla a su propio ritmo. Hay cerca de 1000 estaciones de DecoBike en más de 85 prácticas ubicaciones.

Si le sobra tiempo, considere explorar Crandon Park en Key Biscayne. Para ello, salga en barco o tome lecciones de navegación en Coconut Grove, y realice un paseo hasta Fairchild Tropical Botanic Garden en South Coral Gables.

 

No hay comentarios