Los registros fiables de temperatura en el planeta datan de 1880. Y desde que existen estas anotaciones, nunca ha habido un mes más caluroso en la Tierra como julio de 2016. Según un informe de la Nasa publicado ayer, el mes registró una temperatura promedio 0,84°C más cálida que el promedio de 1951-1980 para julio, y 0,11°C más caliente que el récord anterior establecido en julio de 2015.
Como este mes es el más caluroso del año en el planeta (es verano en el hemisferio norte, zona que alberga la mayor cantidad de superficie de la Tierra), es también el mes más cálido en la historia, al menos en los últimos 250 mil años.
Además, es el décimo mes con récords de temperaturas desde octubre de 2015. Es decir, desde la fecha, todos los meses consecutivos registran un récord respecto a igual mes desde 1951.
Si la tendencia continúa, 2016 se postula como el año más cálido del que se tenga registro, indica Roberto Rondanelli, académico del Departamento de Geofísica de la U. de Chile y del Centro de Ciencias del Clima y la Resilencia (CR2).
A este ritmo, parece poco probable detener el alza de temperatura de 2°C como se fijó en la Cumbre del clima de la ONU en París en diciembre, que puso esta temperatura como el límite peligroso para que el calentamiento global no sea irreversible.
Aunque muchas de las alzas pasadas se deben al Fenómeno de El Niño, que dominó el planeta en el últimos meses, su influencia ya se desvaneció, por lo que expertos están sorprendidos con esta nueva marca. Kim Cobb, científico climático del Instituto de Tecnología de Georgia (EE.UU.), dijo que el alza es significativa, “porque las temperaturas globales continúan calentándose incluso después que un evento récord de El Niño ha dejado de afectar”.
MSN

Share This