Misteriosa reunión de funcionario de EEUU con diplomático venezolano causa preocupación

0
343
miles454

Mientras los asesores de la Casa Blanca y del Congreso planeaban duras sanciones contra Venezuela, un alto funcionario del Departamento de Estado se reunió secretamente con el entonces ministro de Relaciones Exteriores de ese país en Washington. Días después de que el gobierno de Nicolás Maduro celebrará un polémico voto para despojar a la asamblea nacional democráticamente elegida de sus poderes, el Departamento de Estado bloqueó el paquete de sanciones acordado, diciendo que era demasiado duro.

Tom Shannon, subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, sorprendió a los defensores de las sanciones más fuertes contra el gobierno de Venezuela, quienes ahora culpan al funcionario de socavar la promesa del presidente Donald Trump de imponer sanciones económicas “fuertes y rápidas” para castigar al régimen chavista.

En cambio, la administración anunció sanciones más blandas que atacaron exclusivamente a Maduro, lo que dio al líder venezolano una oportunidad de ridiculizar al Presidente y su administración y presentarlos como débiles.

El Departamento de Estado confirmó la reunión entre Shannon y el entonces ministro de Relaciones Exteriores, Samuel Moncada, el 23 de julio, pero no ofreció ningún detalle de las discusiones.

“No comentamos sobre conversaciones diplomáticas”, dijo un portavoz del Departamento de Estado. “Mantenemos relaciones diplomáticas con Venezuela y planteamos a todos los niveles nuestro llamamiento para que el gobierno suspenda la Asamblea Constituyente”.

No está claro si la Casa Blanca sabía de la reunión. La Casa Blanca no respondió de inmediato a preguntas sobre el encuentro.

El Departamento de Estado descarta la existencia de cualquier fisura entre esa agencia y la Casa Blanca. Por su parte, la Casa Blanca dice que trabaja en conjunto con el Departamento de Estado.

Pero la reunión con Shannon ha suscitado preocupación en el Capitolio, donde algunos miembros sienten que el Departamento de Estado está socavando los esfuerzos de la Casa Blanca para ejercer más presión sobre el gobierno venezolano.

“El diálogo es una táctica de estancamiento”, dijo una fuente del Congreso que trabaja en asuntos latinoamericanos y habla regularmente con funcionarios de Departamento de Estado.

“Hemos aprendido eso durante tres años tratando con Maduro. Él utiliza estos diálogos como una táctica de estancamiento y realmente él no va a hacer nada. Así que cuando legitimas el diálogo, legitimas a Maduro, lo que socava todo lo que estamos tratando de lograr con Venezuela”, señaló la fuente.

Durante una visita a Miami miércoles, el vicepresidente Mike Pence prometió a la comunidad local que las sanciones económicas a Venezuela vendrían pronto, pero no proporcionó detalles. El jueves, Pence llamó a las oficinas de congresistas para alertarlos de las sanciones que podrían ser anunciadas este viernes.

Fuentes familiarizadas con los planes dijeron que Estados Unidos está considerando sanciones financieras para limitar que las empresas estadounidenses inviertan o compren deuda del gobierno venezolano.

Múltiples fuentes dicen que Shannon ha rechazado las sanciones más agresivas, preocupado por que podrían cerrar los canales diplomáticos con Caracas.

“Nadie está sirviendo de contrapeso a Shannon”, dijo un ex funcionario de alto rango del Departamento de Estado que ha hablado con funcionarios de la actual Administración. “[El secretario de Estado Rex] Tillerson está demasiado ocupado con Corea del Norte y John Sullivan, el subsecretario de Estado, está demasiado ocupado manejando el Departamento”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta