Mucho es el miedo entre los hispanos que nos encontramos en los Estados Unidos, gracias a los rumores desatados durante la campaña presidencial de Trump que de ser ciertos ni los residentes legales se escaparian de las amenazas de deportación.

Los inmigrantes con documentos tampoco tienen claro su futuro inmediato en Estados Unidos con el nuevo gobierno de Donald Trump, que asumirá el próximo 20 de enero. La amenaza de deportaciones masivas también les quita el sueño.

Entre una de las preguntas frecuentes realizadas a los expertos de inmigracion de Univision se encuentra la del usuario identificado como José quiere saber qué pasará con las tarjetas de residencia que duran 10 años. “Perderé mi estatus en Estados Unidos en marzo cuando expire el documento?”, pregunta.

El abogado Ezequiel Hernández, un colaborador permanente del Noticiero Univision y Univision Noticias, explica que “la green card o tarjeta verde no caduca, es el documento que prueba que el portador es un residente legal permanente. Es decir, es para siempre a menos que se la quiten por fraude, por abandono o que renuncie a ella”.

En cuanto a la fecha de expiración, Hernández dijo que “la green card se renueva cada 10 años por razones de seguridad. Ese es el motivo por el cual los residentes deben pedir una tarjeta nueva”.

“A mis clientes les explico que es como tener dinero en el banco y lo maneja con una ATM. Cuando la tarjeta caduca, el banco le manda una nueva pero usted no pierde su dinero. Así funciona la residencia. Usted la administra pero la credencial la tiene que cambiar cada 10 años”, agrega.

Hernández dice que el miedo de los residentes “se quita cuando piden la ciudadanía y se convierten en estadounidenses”.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) explica en su página web que si la tarjeta de residencia ha expirado, “en los siguientes seis meses usted puede comenzar su proceso de renovación”. Puede hacerlo por internet llenando el Formulario I-90 (reemplazo de la green card) o por correo.

Si perdió la tarjeta verde estando en el exterior, desde el pasado 30 de septiembre puede pedir una reposición del documento en el consulado estadounidense y recibirá una copia en un plazo de dos semanas.

Los indocumentados sí pueden tener empresas

Alberto, un indocumentado que lleva tiempo en Estados Unidos y paga impuestos, pregunta “¿qué pasará con mis empresas durante el gobierno de Trump?».

Hernández responde que “no pasará nada porque las propiedades siguen siendo suyas”. Explica que los bienes que adquieren los extranjeros “son de su propiedad”, y que en caso de una deportación “el gobierno no puede quitárselos”.

Trump advirtió durante su campaña que deportará a indocumentados con antecedentes criminales y no ha entregado detalles de qué tipo de crímenes harán deportable a un extranjero. Tampoco ha mencionado que le quitará las propiedades o los bienes a los extranjeros sin autorización para permanecer en Estados Unidos, que sean deportados.

La política de asilo la decide el Congreso
El usuario identificado por medio de un correo electrónico como Enrique, pregunta qué pasará con su caso de asilo que pidió en la frontera hace unos meses. “¿Me lo van a negar? ¿Me van a deportar?».

El abogado de inmigración Jaime Barron, quien ejerce en Dallas, Texas, explica que “las personas que han solicitado asilo y sus casos se resuelvan después del 20 de enero del 2017, quedarán sujetos a las recomendaciones de interpretación del nuevo gobierno”.

“Cada administración decide cómo interpreta la ley de asilo, si lo hace más agresivo o menos que el gobierno anterior. El jefe (presidente) puede pedirle a sus empleados que sean más duros, que peleen cada caso hasta el fondo con la intención de negarlos, pero no creo que cambie mucho respecto a lo que hemos visto hasta ahora”.

“Quizás las cosas se pongan un poco más difíciles pero hay que esperar a ver qué pasa. No hay que angustiarse, hay que tener paciencia”, agregó.

A mediados de septiembre, Univision Noticias reportó que las cortes de inmigración tenían acumulados en julio 502,794 casos de asilo, y que en muchos casos las primeras audiencias las estaban programando para abril del 2020.

Hernández explicó además que Trump no ha mencionado cambios en la política de asilo y que en caso de modificaciones será el Congreso quien decida al respecto.

Cuidado si usa papeles falsos
Alicia dice que lleva 15 años viviendo en Estados Unidos con papeles falsos. “¿Me pueden deportar?”, pregunta.

Barron advierte que “tarde o temprano muchos inmigrantes que viven como Alicia se meten en problemas”. Y que “mientras más utilicen una identidad falsa, las autoridades tienen más argumentos para detectarlos, ubicarlos y arrestarlos”.

Otros abogados consultados por Univision Noticias advierten que el uso de documentos falsos figura en la lista de prioridades de deportación incluida en la Acción Ejecutiva migratoria que el presidente Barack Obama anunció el 20 de noviembre del 2014.

“Si los pescan por ese delito, pierden su derecho de permanencia en el país”, dice Barron. “Lo aconsejable es no volver a utilizarlos, sobre todo sabiendo que las leyes de inmigración serán aplicadas con mayor severidad a partir del 20 de enero”.

Share This