Piden investigar fortuna y operaciones de lavado de vicepresidente venezolano en Panamá

0
903
miles454

El diplomático panameño Guillermo Cochez solicitó el martes a la Procuraduría General de la Nación que investigue las operaciones en Panamá del vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, y de su presunto testaferro Samark López Bello, ante indicios de que montaron una importante red de lavado en el país centroamericano.

El ex embajador de Panamá ante la a Organización de Estados Americanos resaltó que López y El Aissami podrían aún tener grandes fortunas colocadas dentro del país centroamericano y que aún podrían estar, desde allí, lavando fondos del narcotráfico.

Ambos venezolanos cayeron en la lista negra, luego de que El Aissami fuese acusado por el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, de tener “un papel importante en el narcotráfico internacional”. Las autoridades estadounidenses estiman la fortuna personal del vicepresidente bolivariano en varios miles de millones de dólares.

Y parte de esa fortuna era controlada desde Panamá, dijo Cochez en una entrevista telefónica.

“Tienen una oficina que abarca el piso 24 en uno de los edificios más lujosos de Panamá. […] Es de suponer que las autoridades norteamericanas ya le han comunicado a Panamá la situación de Tareck El Aissami, y debe haber una investigación” sobre las operaciones de estos individuos en el país, explicó Cochez.

En realidad, “nadie sabe la cantidad de dinero que han logrado colocar en Panamá”, pero se sabe que ambos habían convertido al país en una pieza clave de una extensa red de lavado de dinero, agregó.

Cochez, conocido por combatir al chavismo dentro de la OEA cuando la mayoría de países miembros prefería ignorar la crisis venezolana, continúa siendo un arduo crítico del gobierno de Caracas y con frecuencia denuncia a través de las redes sociales las maniobras antidemocráticas del régimen de Nicolás Maduro.

El Aissami, quien también es investigado por las autoridades de Estados Unidos por sus vínculos con movimientos extremistas del Medio Oriente, fue incluido en febrero en la lista negra de la Oficina de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC), en una medida que conlleva el congelamiento de su fortuna.

Esa designación es producto de una investigación de varios años que determinó que el vicepresidente venezolano controla rutas de cargamentos de droga que salen por puertos venezolanos, ante evidencia de que facilitó los envíos de narcóticos desde el país sudamericano a través de aviones que despegaban desde una base aérea venezolana.

Según las autoridades estadounidenses, el vicepresidente también supervisó, y era parcialmente dueño, de envíos de droga que superaban los 1,000 kilogramos, incluyendo algunos que tuvieron como destino final México y Estados Unidos.

Adicionalmente, las autoridades estadounidenses acusan a El Aissami de estar vinculado con la coordinación de envíos de droga a Los Zeta, el violento cartel de la droga mexicano, y de haber brindado protección al capo de la droga colombiano Daniel Barrera y al narcotraficante venezolano Hermágoras González Polanco.

En su denuncia, Cochez solicitó a la procuraduría que se investigue a López y a El Aissami por el delito de blanqueo de capitales, señalando que las investigaciones realizadas en Estados Unidos dejan en evidencia que las operaciones de los venezolanos tenían ramificaciones en Panamá.

Investigaciones periodísticas realizadas en Estados Unidos señalan que López “se encargaba de abrir cuentas en Estados Unidos y de crear empresas fantasma en legislaciones como Panamá, Barbados, la República Bolivariana de Venezuela, y Estados Unidos, entre otros, para enviar y recibir el dinero del vicepresidente venezolano Tareck Zaidan El Aissami”, declara la denuncia.

Asimismo, la denuncia resalta que una de las principales empresas creadas por López para las operaciones de legitimación de capitales, Yakima Trading Corp., se trata de una compañía constituida en Panamá.

López y El Aissami “pueden estar utilizando el sistema corporativo y financiero panameño para lavar activos provenientes de actos ilícitos como lo son el narcotráfico y corrupción de servidores públicos”, declaró Cochez en su denuncia.

“A título personal o por interpuestas personas, [López y El Aissami] pueden estar ofreciendo promesa de dinero o entregando beneficios a funcionarios panameños para evadir alarmas financieras, sobre todo desde que los Estados Unidos a través de OFAC, incluyó a ambos en la lista negra de esa entidad”, manifestó.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

www.elnuevoherald.com

No hay comentarios

Dejar una respuesta