Preocupante la temporada de lluvias en Miami

0
251
miles454

La Oficina del comisionado condal de Miami-Dade, por el distrito 12, aborda la necesidad de estar preparados para afrontar inundaciones.

Miembro del Equipo de Trabajo para la Restauración del Ecosistema del sur de la Florida

Una vez más la temporada de lluvias llega al sur de la Florida y este año ha traído más lluvia de lo que esperábamos. Se prevé que tengamos una temporada ciclónica activa.

Durante el paso de la tormenta subtropical Alberto, hace apenas unos días, me uní al Distrito de Administración del Agua del Sur de la Florida (SFWMD, por sus siglas en inglés) para monitorear los principales canales de aguas y ayudé a garantizar la seguridad de nuestra comunidad en caso de una inundación, comprobando para ello que los niveles de agua permanezcan a un nivel seguro, con lo cual se mitiga la actividad de la madre naturaleza. Es sumamente importante que nos mantengamos alertas. El Condado de Miami-Dade, la SFWMD y mi oficina nos hemos propuesto ayudar a prevenir las inundaciones y proteger a nuestros residentes durante esta temporada de huracanes.

Hace 19 años, el municipio de Sweetwater y el sur de Miami-Dade vivieron de primera mano la devastación y destrucción causadas por las inundaciones por no estar preparados. En 1999, el huracán Irene trajo 19 pulgadas de lluvia y en el 2000 una tormenta que no tenía nombre devastó nuestra comunidad una vez más. Gracias a que trabajamos de conjunto con el entonces gobernador Jeb Bush, nuestra delegación al Congreso y la SFWMD, pudimos obtener más de $740 millones en fondos para el proyecto integral del sistema de drenaje de las vías, que incluía la cuenca de retención para situaciones de emergencia C-4 con el objetivo de mitigar las inundaciones, no solo en la parte oeste de Miami-Dade y Sweetwater, sino en otras ciudades que dependen de un sistema de canales en condiciones óptimas.

El Equipo de Trabajo para la Restauración del Ecosistema del sur de la Florida, del que he sido miembro desde el 2002, cuenta con información sobre las regulaciones propuestas que pudieran afectar de manera negativa los niveles de agua de la parte oeste de Miami-Dade. Por ello, colaborar con el Distrito de Administración del Agua del sur de la Florida es fundamental para mitigar futuras inundaciones. A medida que nos acercamos a la temporada de lluvia, se han movido las aguas y disminuido los niveles en los canales y las áreas de almacenamiento con el fin de crear mayor capacidad para recibir el agua de las inundaciones proveniente de los drenajes locales de los distritos, municipalidades, residentes y asociaciones de propietarios, cuando llueve.

Durante la temporada de huracanes pasada se hizo un trabajo sobresaliente de comunicación mientras las fuertes lluvias del huracán Irma azotaban la región. Gracias a la experiencia de cada una de las partes, pudimos hacer frente a todas las inquietudes relativas a inundaciones, utilizando para ello la cuenca de retención para situaciones de emergencia C-4, un área de almacenamiento de agua en Miami que es crucial para almacenar agua después de una tormenta y disminuir las inundaciones.

Además de estas iniciativas, el Condado Miami-Dade aseguró fondos otorgados por la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y obtuvo alrededor de ocho millones de dólares, lo que sirvió de gran alivio en la recogida de ramas y objetos esparcidos por el huracán en las propiedades privadas. Para la temporada de huracanes de este año, el condado se ha estado preparando durante todo el año, dándole mantenimiento a las estructuras y millas de canales para garantizar que estemos listos para la próxima temporada. El mantenimiento incluye retirar los árboles y la vegetación en los derechos de paso de los canales para asegurarnos de que no caigan en ellos después de una tormenta y bloqueen el flujo de agua esencial. Todos, incluidos usted y sus vecinos, juegan un papel importante para proteger al sur de la Florida de las inundaciones.

Al ser un estado de regiones costeras bajas, estamos conscientes de la vulnerabilidad de la Florida a tormentas severas, pero si todas las agencias y jurisdicciones trabajamos juntos, podemos poner en práctica soluciones efectivas para mantener la seguridad de nuestra comunidad, en caso de inundación.

Fuente: Diario Las Americas

No hay comentarios

Dejar una respuesta