Por PEDRO MENA

Es inédito este proceso de lucha de los venezolanos que han logrado el despertar de todos los sectores sociales del país, hasta el punto de que hoy las encuestas solo dan un 5% a Maduro de popularidad

La demostración final de la fuerte ofensiva desplegada por el presidente encargado, Juan Guaido, los valientes diputados de la AN y del respaldo clave y categórico de la comunidad internacional, reflejada en la presencia en la ciudad fronteriza de Cúcuta, del embajador Luis Almagro, secretario general de la OEA; de los presidentes constitucionales de Chile, Paraguay y el gran anfitrión, Iván Duque, de Colombia, ratifica que la suerte está echada. Se acaba la dictadura castro comunista de Maduro en Venezuela. Este lunes el vicepresidente Pence asistirá a respaldar las acciones solidarias del Grupo de Lima en su reunión extraordinaria en Colombia (¿comerán dulce de lechosa?).

Es inédito este proceso de lucha de los venezolanos, quienes, durante 20 años consecutivos, con aciertos y errores políticos, han logrado el despertar de todos los sectores sociales del país, hasta el punto de que hoy las encuestas solo dan un 5% a Maduro de popularidad. Perdieron las calles, perdieron el pueblo, perdieron el poder, perdieron la poca influencia internacional y perdieron la vergüenza, para convertirse en escorias de la historia actual.

Pero ya en este proceso del inicio del “Día D”, como un figurado desembarco en las playas hasta hoy enemigas, nos depara momentos duros y exigentes en la lucha frontal contra los mercenarios del narcotráfico, las guerrillas colombianas, los terroristas de Hezbola, la presencia represiva de las “avispas negras” del ejército y G-2 cubano y todos sus fanáticos de la violencia política, quienes serán derrotados ante la avalancha humana de un pueblo unido en su desgracia, para superarla, con el fuerte y decidido apoyo de la comunidad internacional, en su lucha por el rescate de la democracia y la libertad.

Debemos destacar la importancia vital del apoyo pragmático de la administración del presidente Donald Trump, quien respaldado en el vicepresidente Mike Pence y sus brillantes asesores de seguridad nacional entre ellos, John Bolton, Elliot Abraham y los comandantes jefes de la fuerzas armadas de USA, con el gran apoyo parlamentario de los senadores Marco Rubio, Rick Scott, y el representante federal Mario Díaz-Balart, y en el pasado su hermano Lincoln Díaz-Balart, Ileana Ross-Lehtinen y Carlos Curbelo, quienes se convirtieron en un “Dream Team”, solidario y combativo.

Su influencia fue pública y notoria en el apoyo efectivo al pueblo de Venezuela, a sus líderes políticos democráticos y a la vapuleada, calumniada y agredida Asamblea Nacional vigente, hoy con sus destacados diputados, en funciones de cogobierno, quienes con perseverancia y dedicación lograron vencer las campañas orquestadas en su contra, tanto por el régimen, como por grupos radiocoloides seudo-opositores, que llegaron hasta el exabrupto político y demencial de solicitar su posible eliminación. Afortunadamente ambas acciones no hicieron mella en sus convicciones morales y políticas, resistiendo hasta el final con valentía y coraje patriótico.

La comunidad venezolana, apoyada por la solidaridad activa de nuestros amigos cubanos, nicaragüenses y colombianos en especial, bajo la consigna “América contigo Venezuela”, realizaron este sábado 23 febrero un grandioso evento público en la histórica calle 8 con la 15 avenida, en el Parque del Dominó, que fue el escenario ideal del reencuentro entre los hermanos latinoamericanos, con la lucha por erradicar definitivamente el castro comunismo en el continente y el rescate de los valores e instituciones democráticas.

Una gran confluencia de políticos, oficiales electos, artistas, dirigentes y representantes de los partidos venezolanos de oposición democrática, y de la sociedad civil, pueblo en general, se dio cita para apoyar la decisión del presidente Guaidó y de la comunidad internacional de ingresar a territorio venezolano, la inmensa y material ayuda humanitaria, en alimentos y medicamentos, para ser distribuidos entre el Bravo Pueblo de Venezuela. Agradecidos por el apoyo solidario del comisionado Joe Carollo y su esposa, nuestra compatriota Marjory de Carollo.

Previo a ello, el concierto de ayuda a Venezuela el viernes 22 en la frontera colombo venezolana. El propio puente que demarca ambas fronteras fue el fabuloso escenario donde el arte, la creatividad, la música, el poema y la oración por la paz, enmarcada dentro de un ambiente de emoción, sonrisas, lagrimas, y la fuerte esperanza de regresar al país, una vez triturada las demencial, corrupta narco-dictadura del usurpador Maduro.

Los destacados artistas nacionales e internacionales que estuvieron presentes con su arte y solidaridad, apoyados con la increíble y majestuosa presencia de los pueblos colombo venezolanos, sin duda alguna, representan el preludio definitivo de la victoria, el regreso de la paz, la tranquilidad y el nuevo desarrollo económico, es la apertura a la esperanza democrática. Gracias Colombia y la comunidad internacional, eternamente agradecidos hermanos: ¡Retorna la esperanza!

Share This