ONG en la Florida busca facilitar la homologación de títulos a médicos y odontólogos foráneos

0
836
miles454

Cada vez son más los médicos latinoamericanos que llegan a los Estados Unidos buscando un mejor futuro en sus carreras y se topan, no solo con exámenes complicados, largos y costosos, sino que aún después de pasarlos, a la hora de adjudicar las residencias de especialización, los hospitales le dan prelación a médicos estadounidenses o en su defecto a médicos extranjeros jóvenes que hayan sacado muy altas puntuaciones en su primer intento.

“Debido a la ley de salud llamada Obamacare, millones de personas se están incorporando al sistema de salud, por lo que se necesitan cada vez más médicos y aunque en el sur de la Florida los tenemos provenientes de América Latina, todo se les hace más difícil a la hora de homologar y buscar residencia”, asegura el doctor Julio César Alonso, director de Solidaridad sin Fronteras SSF, una institución que busca ayudar a los inmigrantes con carreras en salud a validar sus títulos y así trabajar en sus profesiones en la Florida.

Esta organización acaba de lanzar la campaña “Ready to help” que busca que la legislatura estatal apruebe dos propuestas a principios del próximo año. La primera reduciría de cuatro a uno los exámenes USMLE (United States Medical Licensing Examinatios) que los médicos tienen que tomar para validar sus títulos en el estado. Y la segunda facilitaría la residencia de especialización a quienes aprueben el USMLE, a cambio del trabajo durante ese tiempo de entrenamiento en áreas deprimidas y sin un salario.

Fases del USMLE

Este examen evalúa entre el primero y el sexto semestre de medicina, es sobre ciencias básicas y es conocido como el primer step (paso).

El segundo o step 2, que está dividido en dos partes:

Uno sobre conocimiento clínico y otro sobre destrezas clínicas, en este último la prueba se hace con pacientes actores en vivo. Cada uno de los exámenes dura alrededor de 8 horas.

El step 3, cuenta con elementos de los primeros, contiene además temas nuevos, como tratamientos, conocimiento de investigación, prácticas con pacientes simulados en un computador,entre otros.

Una vez que superadas las pruebas, es necesario ser observador en un hospital, un privilegio por el que hay que pagar.

Vale mencionar que en SSF han trabajado con 1,208 médicos y odontólogos colombianos, de los cuales no más del 4% han logrado validar sus títulos, agregó Alonso.

FUENTE: ELTIEMPO.COM

Para mayor información visite:
www.ssfhelp.org

No hay comentarios