Por: Lic. Yelindi Pérez

Vicente de Emparan renunció a su cargo y se creó la Junta Suprema de Caracas

Hace 210 años tuvo lugar en Venezuela, un movimiento civil que permitió establecer los primeros pasos para la independencia del país.

Según lo que indica la historiografía, este acontecimiento tuvo cabida el 19 de abril de 1810, luego de que se convocara una reunión en la que se pretendía debatir sobre el poder coercitivo que ejercía la Junta de Gobierno Española, y sobre los impactos que la renuncia del Rey Fernando VII podía traer, luego de que José I, hermano de Napoleón Bonaparte, asumiera el poder.

De acuerdo a lo que exponen algunos historiadores, esto coadyuvó a que la sociedad civil se organizara, y se tenía previsto que Vicente de Emparan, quien fungía como cabildo, creará una Junta de Gobierno que hiciera frente a José I y exigiera la defensa de los derechos del Rey Fernando.  No obstante, él se hizo esperar y actuó de una manera un tanto grosera al retirarse de la reunión.

“Dejó sin respuesta a quienes estaban en el Cabildo. Francisco Salias, que pertenecía a este movimiento, lo detuvo antes de entrar a la Catedral y le dijo que tenía que devolverse al Cabildo. Emparan se dio cuenta que no contaba ya con el aparato militar. Cruzó la plaza y la confirmación de esto fue cuando llegando al Ayuntamiento notó que el batallón que estaba allí no le rindió honores por su alta investidura; es decir, Emparan, que entró por segunda vez obligado al Cabildo, supo que no las tenía todas consigo y que había un movimiento de cierta envergadura que era difícil evadir” apunta Manuel Donís, investigador  del Instituto de Investigaciones Históricas de la UCAB para El Ucabista.

Luego de este acontecimiento, retornó al ayuntamiento y expresó que él no podía gestar una junta de gobierno, porque sus mandatos estaban supeditados a la autorización de los órganos españoles.

Esto no le gustó a los asistentes, quienes lo empezaron a presionar para que tomara cartas en el asunto.  “Ante esa presión, Emparan ideó un plan para desarticular la revolución que se estaba forjando; salió al balcón, abajo estaba la gente, Emparan se asomó y la gente hizo silencio frente a su presencia; entonces el capitán preguntó: ‘¿Ustedes quieren que yo los mande?’ y nadie respondía” aclara Donís.

Al ver la reacción de los civiles decidió renunciar, y fue cuando se firmó un acta donde se dejaba constancia de la decisión que él había tomado.

Posteriormente, fue que se formó la Junta Suprema de Caracas o Junta Suprema conservadora de los derechos de Fernando VII.

“La junta gobernaría hasta marzo de 1811, cuando se instaló el Congreso Constituyente  de Venezuela, en el marco del cual se declararía formalmente el nacimiento de Venezuela como república y se firmaría el acta de independencia. El documento fue redactado durante la sesión del congreso del 5 de julio pero firmado oficialmente y aprobado dos días después, el 7 de julio de 1811” expone El Ucabista en su web.

Referencias