En el centro de cuidados y rehabilitación de ancianos University Plaza, en el noroeste de Miami, ya todos los visitantes tienen que entrar por una única puerta, incluyendo al personal que viene a traer los insumos. Después deben responder un cuestionario con preguntas fundamentales como: qué países ha visitado en los últimos 14 días. También se le toma la temperatura a todo el que llegue al edificio, sin excluir a los empleados, y le indican que deben lavarse las manos con jabón sanitario.

Estas medidas son la respuesta necesaria a una preocupación fundamental de la comunidad, las personas de la tercera edad corren mayor riesgo de contraer el coronavirus, según indican las estadísticas en la tasa de mortalidad a nivel mundial.

“Los adultos mayores son más vulnerables al coronavirus. Algunos tienen diabetes, hipertensión, padecimientos del corazón y otras enfermedades preexistentes”, dijo Yamilé Rivero, directora de enfermería de University Plaza Rehabilitation & Nursing Centers, quien indicó que la mayoría de los pacientes del centro son mayores de 65 años.

La doctora Aileen Marty, experta en enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina Herber Wertheim de la Universidad Internacional de la Florida, indicó  que estos padecimientos médicos, unidos al asma y el hábito de fumar, elevan el riesgo ante el nuevo coronavirus.

“En una persona de 80 años el riesgo de muerte va del 2 por ciento al 21 por ciento”, expresó Marty, una afirmación que también se comprobó con los fallecimientos ocurridos en Seattle, en el estado de Washington,

Dieciocho personas murieron a consecuencia de la enfermedad del coronavirus, el COVID-19 en el centro de cuidados para ancianos Life Care Center of Kirkland. Una de las víctimas, Susan Hailey, de 76 años, se estaba recuperando de una cirugía de rodilla y una fractura de tobillo.

“La tasa de mortalidad es impactante,” dijo al New York Times Mark Parkinson, presidente y director ejecutivo de la Asociación Americana del Cuidado de la Salud.

Afirmó además que la tasa de mortalidad sobrepasa el 15 por ciento de la reportada por China en los mayores de 80 años.

El coronavirus representa un riesgo mayor que la influenza para las instituciones de cuidado de ancianos, porque no existe una vacuna, y tampoco se pueden recetar medicinas antivirales profilácticas.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN CENTROS PARA ANCIANOS

En Florida, donde uno de cada cinco residentes es mayor de 65 años, un porcentaje más alto que cualquier otro estado, las medidas de prevención en los centros de cuidado y terapia para ancianos y en hogares de atención a personas mayores son en extremo necesarias, concuerda la mayoría del personal médico y ejecutivo que los dirige.

“En estos momentos estamos siguiendo y reforzando los protocolos que siempre seguimos durante la época de influenza”, dijo Maureen de Soria, vicepresidenta de operaciones clínicas de Leon Medical Center, que tiene ocho sucursales en Miami-Dade dedicadas a la atención médica de la familia, entre ellas muchos adultos mayores.

“También estamos proveyendo información proporcionada por el CDC a nuestros pacientes para que sigan las mejores prácticas en relación a cómo prevenir la propagación de microbios e infecciones”, añadió la ejecutiva de la salud, indicando que todo el personal clínico ha sido entrenado en cómo evaluar a los pacientes basándose en las directrices y protocolos enviado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y el Departamento de Salud de la Florida.

En los tres condados más poblados del sur de la Florida: Miami-Dade, Broward y Palm Beach, la cantidad de residentes con más de 75 años llega a aproximadamente medio millón de personas, una cifra que refuerza la necesidad de tomar precauciones en todos los lugares donde se atienden a los ancianos. Las estadísticas más recientes del Departamento de Salud de la Florida reportan 20 casos de COVID-19 relacionados con el estado, incluyendo cuatro en Broward.

Una de las noticias más positivas es que el Medicare y el Medicaid, los planes de salud gubernamentales para personas mayores y de ingresos limitados, van a cubrir el costo de los exámenes para detectar el coronavirus sin costos extra para el bolsillo de sus beneficiarios, dijo Seema Verma, administradora de los Centros de Servicio al Medicaid y al Medicare, en una teleconferencia organizada por la Asociación Americana de Retirados (AARP).

Por su parte, el cuidado en el sur de la Florida va más allá de la higiene que mantienen regularmente las instituciones para ancianos. Gretell Kamanel, presidenta de Shelton Medical Services, un centro de terapia ocupacional y física en la calle 7 del noreste de Miami, indicó que cada centro tiene su protocolo de atención, pero que han extremado las medidas de limpieza y las precauciones para proteger a sus pacientes, con una edad promedio de entre 65 y 90 años.

“Les estamos dando charlas educativas, les indicamos que no se saluden con besos y abrazos. Cuando llegan tienen que lavarse las manos y tenemos dispensadores de desinfectante líquido a lo largo del pasillo”, expresó.

“Cuando tienen una gripe los saco del grupo y los mando con un chofer al doctor primario”, precisó Kamanel.

Los síntomas del coronavirus, que no se manifiestan en todas las personas, son fiebre, tos continua y dificultad para respirar.

Kamanel indicó también mantienen el objetivo de calmar a los pacientes, ya que muchos sufren de ansiedad, depresión y otros padecimientos nerviosos.

“El trabajo de la salud del paciente nunca para”, añadió Kamanel, afirmando que se proponen seguir operando a diario ayudando a sus pacientes mayores.

RECOMENDACIONES PARA ADULTOS MAYORES PARA PREVENIR EL CORONAVIRUS

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomendaron a los adultos mayores y a las personas con padecimientos graves “quedarse en casa tanto como les sea posible”, en su boletín más reciente.

También les ofrecen estos consejos para estar preparados:

▪ Comprar provisiones y alimentos para una temporada larga, no se especificó cuánto tiempo.

▪ Pedirle a su médico medicamentos adicionales para tener reserva. Puede ordenarlos por teléfono o por correo y solicitar una entrega a domicilio.

▪ Tome precauciones diarias para mantener la distancia con otras personas. No bese ni le dé la mano a nadie. Prefiera un saludo cordial sin contacto físico.

▪ Evite los espacios con multitudes. Cuando se vea obligado a estar en un lugar público, aléjese de personas enfermas y lávese las manos con frecuencia.

▪ Evite viajar en crucero o en avión.

▪ Si siente que está enfermo, llame a su médico y siga sus instrucciones. No esté cerca de otras personas para evitar la propagación de la enfermedad.

“Hay que protegernos a nosotros mismo y proteger la población en general”, concluyó Rivero.

Línea de información gratuita en Florida sobre el coronavirus: 1 (866) 779-6121. Puede enviar preguntas por email al covid-19@flhealth.gov.

Fuente: El Nuevo Herald