Por: Yelindi Pérez

Forman parte de la gastronomía venezolana gracias a los indígenas

Venezuela es una tierra que se caracteriza por su diversidad gastronómica y por usar determinados ingredientes para  sus platillos más emblemáticos, así como sucede con el maíz, un vegetal que desde tiempos muy remotos ha sido incorporado dentro del régimen alimenticio de los ciudadanos del país, en sopas, postres, y otros alimentos predilectos por los comensales.

Uno de los que más ha marcado al gentilicio venezolano son las cachapas, que son preparadas con maíz molido, leche, papelón y sal, y quedan como una arepa de jojoto que posteriormente es rellenada con queso de mano, carne molida, u otros preparativos gastronómicos.

Según lo que apunta Venezuela Tuya, esta preparación fue desarrollada en las tierras mirandinas donde existían plantaciones de maíz y se fue propagando por los indígenas que se encontraban asentados en la región.

No obstante, hay autores que difieren de este origen y aseguran que provienen de Colombia. Aunque, sucede como con la Arepa, aun no hay nada que constate que su nacimiento corresponde a otras regiones, así que se mantiene vigente la disputa sobre cómo surgió y en dónde.

Sin embargo, estas son cuestiones de fondo. De igual manera no deja de ser un delicioso platillo que exalta el significado del término técnico de la palabra maíz (Zea Mays), que hace alusión a la expresión “lo que sustenta la vida”, y que encaja perfectamente con las sensaciones que produce degustar una cachapa en familia o en algún lugar de interés.

Receta cortesía La tienda venezolana

 Ingredientes para 8-10 cachapas:
– 4 tazas de granos de maíz tierno, que equivale a 6-8 jojotos (choclos, elotes) grandes.
– 3 cucharaditas de sal.
– ¾ de taza de azúcar.
– De ¾ a 1 taza de agua, dependiendo de que el maíz esté más o menos tierno.

 Preparación: 

  1. Se cortan con un cuchillo los granos de los jojotos, sin llegar muy profundamente para evitar cortar la tusa.
  2. Se muelen los granos por un molino de moler maíz, no muy apretado. La masa debe quedar un poco gruesa y ordinaria.
  3. En un envase grande se mezcla esa masa con la sal, el azúcar y el agua. La mezcla debe tener consistencia espesa, pero suficientemente fluida para que al colocarla sobre el budare se expanda por su propio peso.
  4. Se pone a calentar un budare o una sartén sobre la hornilla, y una vez caliente se pone a fuego medio.
  5. Se engrasa el budare con un papel absorbente lleno de aceite cada vez que se va a hacer una cachapa, y con un cucharón pequeño se vierte alrededor de ½ taza de la mezcla, extendiéndola un poco con el cucharón hasta formar una tortita de unos 10 o 15 centímetros de diámetro y ½ centímetro de espesor.
  6. Al formarse burbujitas en toda la superficie, se voltea con una espátula para cocinarlas por el otro lado hasta dorar. Aproximadamente 1 minuto por cada lado. Se sirven calientes, con mantequilla y rellenas con queso blanco suave (de preferencia el queso de mano).

Referencias

https://www.venezuelatuya.com/cocina/cachapa.htm
https://www.latiendavenezolana.com/blogs/tienda/datos-curiosos-receta-y-origenes-de-la-cachapa