Venezuela: qué hay detrás de la “prosperidad del dólar” y el aparente repunte económico del país (y cuánto puede durar)

Venezuela: qué hay detrás de la “prosperidad del dólar” y el aparente repunte económico del país (y cuánto puede durar)

Hacía mucho que no se veía una fiesta así en Caracas.

En el hotel Humboldt, un icónico edificio en lo alto del cerro Ávila, la montaña que preside la estampa de la capital venezolana, un grupo de afortunados se divertía el pasado 14 de diciembre a ritmo de licor y reguetón.

Como si del último estreno de la saga “Star Wars” se tratara, desde allí arriba unos enormes focos iluminaban con haces de color verde una ciudad donde los apagones son frecuentes.

Las imágenes suscitaron comentarios de ciudadanos sorprendidos en las redes sociales.

Publicación de Twitter por @RUGODA: Este sábado se celebró una despampanante fiesta en el hotel Humboldt, ubicado en el parque nacional El Ávila, Caracas. Durante toda la noche, se proyectaron reflectores de luces sobre toda la ciudad.

La juerga del Humboldt es el último ejemplo de un fenómeno reciente, el aparente regreso de la actividad y el consumo a la capital de Venezuela.

Vuelve a haber autos atascados en las vías de la ciudad, comensales en sus restaurantes y prácticamente cada día aparece un nuevo bodegón, como se conoce a las tiendas de artículos importados que venden en dólares chocolates, licores y chucherías diversas para la minoría que puede pagarlos.

La generalización de la divisa estadounidense coincide con una inesperada sensación de bonanza que ha llevado a las autoridades a colocar unas ostentosas luces navideñas sobre el curso del Guaire, el río de aguas residuales que recorre la capital.Después de años sumida en un derrumbe económico y de que más de 4 millones de sus habitantes optaran por marcharse, algunos en Venezuela empiezan a hacerse la pregunta: ¿está el dólar ayudando a salir de la crisis?

Por qué se habla de una posible recuperación de la economía

Por primera vez en mucho tiempo, en las últimas semanas algunos indicadores se han mostrado favorables.

La producción petrolera acumula tres meses al alza después de años de desplome. Francisco Monaldi, experto en política energética del Baker Institute, lo atribuye a “una relajación en la aplicación de las sanciones de Estados Unidos contra PDVSA”, la petrolera estatal.

También se ha detectado una moderación de la hiperinflación.

Asdrúbal Olíveros, experto de la consultora Ecoanalítica, cree que “es probable que en 2020 Venezuela abandone la hiperinflación, aunque seguirá siendo la economía con la inflación más alta del mundo“.

La Asamblea Nacional calculó una inflación del 13.475% el pasado noviembre, por debajo del 130.000% que admitió el Banco Central de Venezuela para 2018 y muy lejos del 1.000.000% que llegó a estimar el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En un reciente comunicado, Fedecámaras, la asociación de empresarios más importante del país, dijo que espera que en 2020 se vea “un resurgimiento de la economía influenciada por las fuerzas del mercado“.

PDVSA.
Image captionLa producción petrolera acumula tres meses al alza después de años de caídas.

Los síntomas de mejora llegan después de que el gobierno haya modificado elementos clave de la que durante años fue una política económica estatista que establecía férreos controles sobre la actividad económica.

Entre otras acciones, se derogó el control de cambios, que perseguía las operaciones con moneda extranjera en el país, y se dejó de aplicar el control de precios, que en el pasado llevó a cierres y multas para los negocios que no respetaban la escala tarifaria fijada por las autoridades.

Tamara Herrera, directora de la consultora Síntesis Financiera, señala, no obstante, que “no ha habido un cambio de orientación de las políticas públicas por convicción, sino por la necesidad a la que han forzado las sanciones”.

En círculos de partidarios de la oposición se habla sarcásticamente del nuevo “Maduro liberal”, y un abogado que asesora a varias empresas del país y a dirigentes opositores le dijo a BBC Mundo: “No logramos cambiar el gobierno, pero logramos que el gobierno cambiara“.

Cuán real es la “recuperación”

A pesar de datos coyunturales aparentemente positivos en los que influyen muchos factores temporales, los expertos no ven motivos para el optimismo.

2019 habrá sido el séptimo año consecutivo de caída del Producto Interno Bruto (PIB) venezolano.

Desde que en 2013 Nicolás Maduro sucedió al fallecido Hugo Chávez en la presidencia, la riqueza nacional se ha destruido a un ritmo tan acelerado que Alejandro Werner, director para el Hemisferio Occidental del FMI, llegó a decir que la contracción económica venezolana es la más alta de los últimos 50 años en un país no afectado por conflictos bélicos o desastres naturales.

El gobierno venezolano culpa de esta tendencia a las sanciones de Estados Unidos.

Herrera cree que la sensación de bonanza que se vive estos días en Caracas “no tiene una significación macroeconómica todavía” y no está convencida de que la vaya a tener a medio plazo. “Ahora estamos bajo los efectos de que el Gobierno adelantó el pago de algunos bonos, algo que podría prolongarse en función del calendario electoral, pero, ¿cuánto puede durar eso?”, se pregunta.

Advierte de que la nueva política del gobierno es de “permisividad”, pero no de auténtica “liberación”, ya que “no ha estado acompañada de la reforma del marco legal”.

Y la expansión de los negocios de importación, favorecida por una suspensión de aranceles aprobada por el Gobierno, responde a motivos que muchos economistas consideran en realidad perjudiciales a la larga para el saneamiento de la economía.

“En Venezuela se ha perdido toda capacidad de producir a precios competitivos por la falta de movilidad laboral, la inflación y los gastos fiscales y de otro tipo que sufren las empresas, por lo que se ha llegado a un punto en el que resulta más rentable importar”, indica Herrera.

Esta es la clave que explica el boom de establecimientos que venden con alto margen de beneficio artículos adquiridos en Miami u otros lugares de Florida.

“La agresiva política monetaria del gobierno, que ha reducido los bolívares en circulación, ha hecho además que el dólar esté artificialmente devaluado en Venezuela y sea más ventajoso importar”, indica la experta.

La divisa estadounidense tiene cada vez mayor protagonismo en la economía venezolana. Después de años proscribiéndolo, ahora el gobierno lo tolera y Maduro se mostró recientemente partidario de su uso.

De acuerdo con un informe de Ecoanalítica, ya supone más del 53% del total de las transacciones en el país.

Pero eso no significa que esté al alcance de la mayoría. Herrera estima que “solo un 35 ó 40% de la población tiene acceso a divisas”.

Así, la vida se hace muy dura para los que continúan manejándose en bolívares en una economía dolarizada, generalmente empleados públicos mal remunerados y trabajadores del sector informal con muy bajo poder adquisitivo.

Dólares.
El uso del dólar está cada vez más extendido en Venezuela.

Para Luis Vicente León, de la consultora Datanálisis, el proceso en curso “consolida una dualización económica, dividida en un segmento minoritario y dolarizado, alimentado por remesas, ahorros externos, exportaciones, contrabando, oro y operaciones ilegales; y otro segmento mayoritario primitivo, empobrecido y dependiente de subsidios”.

Como sucedió en Cuba con la introducción del Peso Cubano Convertible, de valor igual al del dólar, cuyo uso se generalizó entre los turistas que visitan la isla y benefició a los cubanos que trabajan en el sector turístico, que suelen tener una posición más cómoda que la de sus compatriotas que reciben sus ingresos en el peso cubano tradicional, en Venezuela se está produciendo una segregación de facto de los ciudadanos en función de la moneda de la que disponen.

Otro factor diferencial en el caso venezolano es el lugar del país en el que uno viva.

Mientras en la Caracas de los bodegones iluminan el fétido Guaire, en otros lugares del país continúan los constantes cortes de electricidad.

Herrera lamenta que “todo esto solo está acentuando las desigualdades”.

¿Se recuperará la economía en 2020?

Asdrúbal Oliveros vaticina que 2020 será otro año de “contracción”.

Según el FMI, la economía venezolana se reducirá en 2020 un 10%, la mayor caída de entre todos los países para los que el organismo hace proyecciones.

Con todo, el pronóstico es que el batacazo no será tan grande como el de 2019 y años anteriores. “Se espera una caída más pequeña“, resume León.

En cuanto a la fiebre de los bodegones, Herrera contempla un futuro inmediato más difícil para ellos. “Empieza a haber competencia, porque cada vez hay más, con lo que tendrán que bajar los precios y, con ellos, sus márgenes de ganancia”.

Según la economista, para que se pueda hablar de una verdadera recuperación, “deben recuperarse el consumo, la inversión y la producción“.

Ningún analista atisba nada de eso en el futuro inmediato Venezuela.

Fuente: BBC Mundo

¿Busca una exención de impuestos a la propiedad en Miami-Dade?

¿Busca una exención de impuestos a la propiedad en Miami-Dade?

La oficina del Tasador de la Propiedad del Gran Miami anunció que despachará desde diferentes ciudades del condado para asesorar a quienes desean tener un ahorro en el pago de sus gravámenes

Entre enero y febrero próximos la oficina del Tasador de la Propiedad de Miami-Dade pondrá en ejecución un programa de descentralización de los trámites para acogerse a las exenciones de impuestos, a que tengan derecho los dueños de casas y apartamentos, que incluye tres ciudades y dos áreas administradas directamante por el Condado, las llamadas “no incorporadas”, del Gran Miami.

Pedro García, titular de ese departamento condal, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que se tiene previsto desplazar “personal, equipos y materiales de trabajo” a las municipalidades de Hialeah, Coral Gables y Cutler Bay, y también a los sectores de Westchester y Kendall, con el fin de “ayudar” a los propietarios que quieran acogerse a las exenciones de gravámenes.

Según García, “hay gente que tiene derecho a exenciones”, pero —de acuerdo con sus palabras— “algunos no se informan o no leen las cartas que les enviamos por correo a sus casas” y, por tanto, “tenemos casos de dueños de propiedades que han dejado de ahorrar miles de dólares”.

La exención que más tiene beneficiarios en Miami-Dade es la que se conoce como Homestead Exemption, que tiene alrededor de 450.000 familias que reciben ese descuento a la hora de pagar el impuesto por sus predios. Después sigue el Senior Citizen Exemption, con 46.000 hogares, y Long-term Resident Senior Exemption, que contabiliza 16.000 familias, entre otros.

Sitios para el trámite

Los lugares y fechas asignados por la oficina del Tasador de la Propiedad de Miami-Dade para encontrar una guía al momento de solicitar una exención de impuestos, son los siguientes:

Enero 11 de 2020. Biblioteca West Dade Regional Library de Coral Way y 94 Ave del SW. (Westchester) Horario de atención: De 10:00 a.m. a 1:00 p.m. Si no pueden ir ese día, también habrá otra campaña en ese mismo sitio el 16 de enero de 2020 entre 5:00 y 7:00 p.m.

Enero 25 de 2020. Biblioteca de North Dade Regional (2455 NW 183 St.) Miami Gardens, Horario de atención: De 10:00 a.m. a 1:00 p.m.

Enero 30 de 2020. Biblioteca de Coral Gables (3443 Segovia St.)

Febrero 6 de 2020. Milander Center for Arts and Entertainment (Hialeah) Horario de atención: De 5:00 p.m. a 7:00 p.m.

Febrero 20 de 2020. West Kendall Regional Library (10201 Hammocks Blvd #159)

Febrero 29 de 2020. South Dade Government Center (Cuttler Bay)

Plazo y otros aspectos

El plazo para presentar una solicitud de exención vence 1ro de marzo. “Esa fecha límite solo podrá ser extendida a las personas dueñas de propiedades que presenten una excusa bien sustentada”, explicó García.

El Homestead Exemption, por ejemplo, que es únicamente otorgado al inmueble donde resida el propietario, proporciona una rebaja de hasta 50.000 dólares al año del valor impositivo, calculado sobre el valor de la propiedad, lo que significa un ahorro entre 800 y 1.000 dólares al año.

Otro beneficio es que mantiene el aumento del valor impositivo de la propiedad en un máximo de hasta el 3 por ciento. En contraste, el valor sujeto a impuestos de una propiedad que no tenga este beneficio podría aumentar hasta 10 por ciento.

Hay otras exenciones adicionales para personas de 65 años o más, viudas o viudos, discapacidades, así como militares que cumplen misiones en el exterior o familiares de militares fallecidos en combate.}

“Si la persona tuviera la oportunidad de solicitar la exención para viuda o viudo, o personas con limitaciones, también se le pueden deducir 500 dólares del valor tasable. No es una cantidad muy grande, pero estamos tratando de ver si con los representantes en Tallahassee podemos aumentar la deducción a 5.000 dólares sobre el valor tasable”, dijo García.

Por otra parte, quienes hayan recibido la exención antes y desean transferir la solicitud a otra propiedad, tras haberse mudado de hogar, podrán solicitar Transfer of Homestead Assessment Difference, mejor conocido como “portabilidad”.

¿Qué necesita para el trámite?

Para solicitar la exención en el pago de los gravámenes a la propiedad, el dueño de casa o apartamento debe contar con los siguientes documentos o datos:

  • Property Folio Number (número de folio de la propiedad).
  • Número de Social Security.
  • Fecha de nacimiento.
  • Estado civil.
  • Número de carné de conducir que recoja la dirección de la propiedad o un documento que refleje la dirección, como la registración del automóvil, carné de votar o carné de residente permanente.

Fuente: DLA

La crisis migratoria de Venezuela será la peor de la historia para 2020. ¿Por qué sus refugiados reciben menos ayuda financiera que el resto?

La crisis migratoria de Venezuela será la peor de la historia para 2020. ¿Por qué sus refugiados reciben menos ayuda financiera que el resto?

Por Nicole Acevedo/NBC NewsDICIEMBRE 12, 2019 / 4:15 PM EDT

La crisis de los refugiados venezolanos es la que menos apoyo financiero ha tenido en la historia moderna, según un análisis del grupo investigativo Brookings Institution publicado esta semana.

Unos 4.7 millones de venezolanos —el 16% de la población del país— han huido del territorio nacional desde que la economía sufriera una contracción del 65% en 2013, la mayor en 45 años para un período sin guerra.

Venezuela solo es superada por Siria en términos de cuántas personas desplazadas viven fuera de su país de origen. Pero las estimaciones de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR, por sus siglas enm inglés) muestran que si las tendencias actuales continúan, podría haber hasta 6.5 millones de venezolanos viviendo fuera de su país para 2020, lo que superaría con creces la velocidad de desplazamiento que se observa en Siria, donde 6.7 millones de personas han sido expulsadas ​​de su país natal.

Sin embargo, la ayuda financiera para paliar esta crisis que afecta a millones de venezolanos y al menos a 17 países donde han buscado refugio —los tres que más refugiados tienen son Colombia, Ecuador y Perú— realmente se ha quedado rezagada.

Una crisis “evitable”

La comunidad internacional destinó US$7,400 millones en ayuda a los refugiados sirios durante los primeros cuatro años de la crisis en el país de Medio Oriente. En contraste, el gasto en la crisis de los refugiados venezolanos ha sido solo de US$580 millones en el mismo período de tiempo, según Brookings.

Si se analiza basado en la ayuda per cápita, la comunidad internacional ha gastado US$1,500 para ayudar a cada refugiado sirio, frente a US$25 para cada refugiado venezolano.

Migrantes venezolanos llegan a Perú a través de la frontera para solicitar refugio, en junio de 2019.

Migrantes venezolanos llegan a Perú a través de la frontera para solicitar refugio. Foto: (Getty Images).

Los expertos de Brookings aseguran que la comunidad internacional ha ayudado menos a los venezolanos bajo el pretexto de que la crisis del país sudamericano es regional y no global, argumentando que el colapso económico venezolano no fue desencadenado por fuerzas externas o disturbios internos sino “fabricado por aquellos en el poder y, por tanto, totalmente evitable».

Al mismo tiempo, organizaciones como Hispanic in Philanthropy trabajan en iniciativas de crowdfunding para ayudar a los refugiados venezolanos alrededor del mundo, mientras levantan la voz sobre el tema de la crisis.

Países como Estados Unidos han dudado en calificarla como un asunto global, «porque todavía no está afectando directamente a ese país», dijo a NBC News Nancy Santiago Negrón, vicepresidenta de alianzas estratégicas y comunicaciones de Hispanic in Philanthropy.

Pero eso podría cambiar rápidamente, ya que es casi seguro que el número de refugiados venezolanos en todo el mundo alcanzará los 5 millones para enero, dijo Santiago Negrón.

 Una crisis humanitaria envuelta en una crisis política

Venezuela ya superó a China al convertirse en el país de origen número 1 para quienes solicitan asilo en Estados Unidos, con casi 30,000 venezolanos que solicitaron este beneficio ante USCIS en 2018.

Según cifras recientes, casi un tercio de todas las peticiones presentados ante esta instancia son generadas por venezolanos.

La ayuda financiera para la crisis de refugiados es crucial no solo para necesidades humanitarias inmediatas, sino también para crear esfuerzos exitosos de integración de estas personas en sus comunidades de acogida. El financiamiento internacional también puede ayudar a fortalecer la infraestructura local, dícese hospitales, escuelas, carreteras, electricidad.

Sin embargo, a los analistas les preocupa que la falta de fondos internacionales para apoyar los esfuerzos de integración de los países de acogida pueda ser contraproducente a una escala mayor. Países como Ecuador, Perú y Chile ya han impuesto barreras de entrada para los venezolanos, lo que podría causar que la crisis de refugiados se extienda a otras regiones.

Santiago Negrón dijo que países como Brasil y Trinidad y Tobago ya están teniendo que lidiar con la creciente crisis.

Colombia, el país que más venezolanos ha acogido hasta el momento, lanzó más de US$230 millones en líneas de crédito para infraestructura e inversión privada en áreas con alta densidad de refugiados.

El Secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Alex Azar, distribuye comida a una mujer migrante venezolana en el Centro de Asistencia para Migrantes en Cúcuta, Colombia, el 26 de agosto de 2019.

El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo también han ofrecido financiamiento a los gobiernos anfitriones para ayudar a apoyar la tensión adicional en las obras públicas.

Pero dada la escala del desplazamiento venezolano, estos esfuerzos podrían no ser suficientes, lo que significa que se necesitará mucho más financiamiento para mitigar la crisis a escala global.

«Conocemos a muchas personas y empresas listas para ayudar o intervenir, pero el desafío ha sido que la gente vea esto como una crisis humanitaria envuelta en una crisis política», dice Santiago Negrón. «Sabemos que las personas quieren ayudar a otros seres humanos, pero no necesariamente quieren quedar involucrarse en la política».

Cortesía Telemundo

Varios militares rebeldes logran salir de Venezuela

Varios militares rebeldes logran salir de Venezuela

Durante siete angustiantes meses durmieron sobre el frío piso de estrechas habitaciones, pasando las noches en vela y manteniéndose en forma con pesas improvisadas hechas de jarrones de agua. Se asomaban por la ventana de la misión diplomática por miedo a que fueran espiados.

Pero el lunes, 16 miembros de la Guardia Nacional que sorprendieron a Venezuela y al mundo al participar en un levantamiento contra el presidente Nicolás Maduro el pasado 30 de abril, ya estaban a salvo fuera del país, tras haber huido con éxito de la embajada de Panamá en Caracas que había sido su residencia improvisada.

The Associated Press habló en exclusiva con los líderes del grupo, que ofrecieron el primer relato detallado de lo que los llevó a aliarse con los rivales de Maduro en un levantamiento que dejó al descubierto el menguante respaldo al líder socialista al interior de las fuerzas armadas.

Por motivos de seguridad, los tenientes coroneles Illich Sánchez y Rafael Soto no dieron a conocer su ubicación ni revelaron exactamente cuándo ni cómo salieron de Venezuela. Únicamente dijeron que viajaron en pequeños grupos como parte de una “operación militar” clandestina que contó con el respaldo de decenas de soldados de bajo rango y sus comandantes.

“Queremos aclarar a todo el pueblo venezolano que la decisión tomada el pasado 30 de abril fue basada en función a cumplir con lo establecido en la Constitución, las leyes de la República y la institucionalidad democrática”, dijo Sánchez en una carta escrita a mano enviada a la AP para confirmar que él y los otros 16 militares habían salido a salvo del país.

La historia previamente desconocida de cómo Sánchez y Soto lograron engañar a sus superiores y planear una revuelta contra Maduro resalta el descontento — y el temor — que se vive en las barracas de las fuerzas armadas venezolanas incluso en momentos en que el mandatario se aferra al poder en medio de aplastantes sanciones impuestas por Estados Unidos después de los comicios presidenciales del año pasado a los que muchos describen como fraudulentos.

Los dos viejos amigos narraron cómo su desilusión fue en aumento con el devastador colapso de la economía venezolana y comenzaron a planear la destitución de Maduro. A la larga se aliaron con los rivales del mandatario encabezados por el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, a quien Estados Unidos y alrededor de 60 países reconocen como el líder legítimo de Venezuela.

El 30 de abril sorprendieron al pueblo venezolano al aparecer poco antes del amanecer con tanques y tropas fuertemente armadas en un puente al este de Caracas junto a Guaidó y al activista Leopoldo López, a quien ayudaron a escapar de lo que consideraban un arresto domiciliario ilegítimo.

“Cuando fui hablar con mi tropa a las 2 de la mañana y les dije que íbamos a liberar a Venezuela, algunos quebraron en llanto”, contó Sánchez, quien en una fotografía tomada el lunes seguía vistiendo la misma sudadera que usó para ingresar a la embajada de Panamá. “No lo podían creer, pero estaban comprometidos desde el primer momento”.

“Estaba la mesa servida para que el país tuviera una transición pacífica”, añadió Soto.

En retrospectiva, los dos condecorados oficiales parecían destinados para la arriesgada misión, después de que ambos fueron subiendo de rango hasta alcanzar posiciones de confianza con control directo de tropas y contacto regular con los principales asistentes de Maduro y de miembros del gabinete.

Sánchez, de 41 años de edad, comandaba un cuartel de alrededor de 500 elementos responsables de la protección de los edificios gubernamentales del centro, incluidos el palacio presidencial, la Corte Suprema y —más importante— la Asamblea, donde la oposición es mayoría.

Esa posición única le brindaba una pantalla para ganarse la confianza de los legisladores de oposición, incluso si en los días más tumultuosos tenía que hacer cosas como retirar por la fuerza a activistas que se encadenaban a la sede legislativa.

“El único militar autorizado para hablar con la oposición fui yo”, dijo Sánchez. “Pero en un país polarizado, donde o eres blanco o eres negro, yo no podía fijar una posición política”.

Soto, de 43 años, pasó un tiempo asignado al temido organismo de inteligencia SEBIN, encabezando a un equipo de alrededor de 150 agentes encargados de espiar a los opositores del gobierno. Esa capacitación le dio la confianza que necesitaba para saber cómo podía comunicarse de una manera segura con los otros conspiradores.

En lo que considera un “acto del destino”, conoció a López en 2018 cuando fue enviado a su casa — a donde el líder opositor había sido transferido para concluir una sentencia de 14 años por incitar a la violencia — para buscar un teléfono celular con chip estadounidense que había estado utilizando para comunicarse de manera clandestina.

Pero en lugar de realizar un cateo, pasó una hora charlando con el principal preso político de Venezuela, intercambiando puntos de vista sobre la situación del país e incluso tomándose una foto juntos para su esposa, una admiradora de López.

“Ahí es donde planté una semilla”, dijo Soto. “Logré convencerle de que no todos los militares estamos con la revolución”.

Repitiendo algunas afirmaciones del gobierno del presidente Donald Trump, ambos señalaron que fueron traicionados por los asistentes de Maduro, incluyendo al presidente de la Corte Suprema Maikel Moreno y el ministro de Defensa Vladimir Padrino, quienes _afirman_ cambiaron de parecer en el último momento a la promesa que habían hecho a la oposición de retirarle su apoyo a Maduro. Tanto Moreno como Padrino han reiterado su lealtad a Maduro.

Durante la confusión tras la fallida rebelión, escaparon en busca de protección en la parte trasera de motocicletas, deshaciéndose de sus uniformes militares y tocando, al principio sin éxito, en las puertas de varias embajadas.

En medio del caos, López hizo una llamada telefónica al presidente de Panamá Juan Carlos Varela, quien de inmediato acogió la causa y trabajó durante la noche para garantizar personalmente su llegada segura a la embajada.

En una entrevista, Varela recordó cómo dos meses antes de la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989, el entonces dictador, el general Manuel Antonio Noriega, desarticuló un levantamiento similar y posteriormente ordenó la ejecución de más de 10 conspiradores.

“No podíamos dejarlos solos… El SEBIN estaba a tres metros de la puerta. Iban a matarlos a todos”, dijo a la AP Varela, quien dejó la presidencia en julio pasado.

El gobierno venezolano aún no ha comentado al respecto, pero poco después del fallido levantamiento, Maduro acusó a los hombres de pertenecer a un pequeño grupo de “traidores” que habían sido engañados por la “ultraderecha golpista” con respaldo de Estados Unidos. Varios otros supuestos conspiradores fueron encarcelados, y un capitán de la Marina acusado de intentar asesinar a Maduro murió bajo custodia de las autoridades con lo que su abogado afirma eran marcas de tortura.

Resaltando los riesgos relacionados con la huida de los militares, comandantes regionales recibieron en días recientes la orden de estar alerta ante la posible presencia de los hombres, a quienes tenían identificados por fotografías.

“Recuerden que tienen armas y es la fecha para sembrar caos”, se lee en el mensaje, del cual Sánchez obtuvo una copia.

La embajada, ubicada en un lujoso rascacielos ocupado por empresas estatales y contratistas conectados con el gobierno, se convertiría en su vivienda fuertemente vigilada durante los próximos siete meses. Ambos dijeron que el “apoyo humanitario” que les brindó el personal de la embajada y el pueblo panameño garantizó su seguridad.

Durante su encierro, los 16 elementos trabajaron duro para mantener su disciplina militar.

Para no interferir con las actividades de sus anfitriones, implementaron un horario reverso, durmiendo durante el día sobre delgados colchones tendidos sobre el piso de una pequeña habitación. Y por las noches, una vez que los diplomáticos habían ido a casa, salían de cama para cocinar en una pequeña estufa, mantenerse en forma con pesas improvisadas hechas con botellas de 20 litros de agua, y leer textos religiosos en un círculo de oración. Sánchez comparó su escondite con el ático secreto en el que Anna Frank se ocultaba de los nazis.

Guaidó celebró la huida a salvo de la embajada de los “militares patriotas” de Venezuela.

“Siempre protegeremos a quienes se pongan del lado de la constitución”, señaló a través de Twitter.

Soto y Sánchez afianzaron su amistad como jóvenes cadetes, antes de que Hugo Chávez llegara al poder y trastocara las fuerzas armadas de Venezuela, deshaciéndose de todo aquel sospechoso de deslealtad. Señalaron que siempre han sido leales a la institución a la que sirven, y no a la revolución de Chávez, y lograron obtener la confianza de altos funcionarios gracias a su elevado nivel de profesionalismo.

En secreto le dieron la espalda a la revolución chavista en 2007, después de que el mandatario intentó alterar la constitución de Venezuela para abolir los límites a su mandato presidencial. Pero en ese momento no tenían la capacidad de presionar por un cambio.

“No quería radicalizarme para ser un mártir más”, dijo Sánchez. “Tenía que esperar mi momento”.

El brutal asesinato en 2018 del policía Óscar Pérez en un operativo militar en su escondite resaltó los peligros que enfrentaban, pero también ratificó su propósito. Una vez que Guaidó se declaró presidente interino con el respaldo de Estados Unidos en enero pasado, ambos se involucraron plenamente en una conspiración con miembros de la oposición.

Más o menos al mismo tiempo, Soto fue arrestado como parte de una redada de supuestos conspiradores al interior de la Guardia Nacional. Pero después de una horrenda semana en los calabozos de contrainteligencia militar, en la que señala que permaneció con la cabeza cubierta y bajo la constante amenaza de tortura, el que fuera su jefe, el director del SEBIN, el general Gustavo González López, se presentó personalmente para sacarlo de la cárcel.

“Me creyó a medias. Pero no era conveniente que alguien de su máxima confianza estaba ahí, porque podría haber sido señalado él”, señaló Soto.

Ambos sienten una profunda admiración por López a pesar de la desconfianza al interior de la misma oposición sobre la táctica y la planeación del sorpresivo levantamiento, del que sólo un pequeño grupo tiene todos los detalles. En preparación a la insurrección, los dos incluso lograron pasar el cordón de seguridad al exterior de la residencia de López y discutir los planes cara a cara.

“Nosotros hablábamos tranquilamente porque sabía exactamente qué monitoreaba el gobierno y qué pudimos decir, y qué no”, contó Soto sobre las dos semanas repletas de adrenalina previas al levantamiento.

Tras la movilización, López — desde la residencia del embajador de España donde se refugió — se hizo cargo de sus necesidades diarias para asegurarse de que no decayera el ánimo. Cada sábado cocinaban hamburguesas donadas por los simpatizantes de la oposición.

Ahora en el exilio, sus planes son inciertos, pero finalmente se reunirán con sus familiares, a los que se les otorgó asilo en Panamá después de salir huyendo una vez que el levantamiento fracasó.

“Salimos de Venezuela”, dijo Sánchez desde una ubicación no revelada. “Pero nuestra lucha para restaurar la democracia sigue”.

Fuente: AP

PRESIDENTE ALBERTO FERNANDEZ DE ARGENTINA NO DEBE RESIGNARSE AL DEGREDO

PRESIDENTE ALBERTO FERNANDEZ DE ARGENTINA NO DEBE RESIGNARSE AL DEGREDO

Alexis Ortiz

Comentario para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM
Miercoles 11 de diciembre de 2019

Un refran español muy castizo afirma que «es mejor andar solo que mal acompañado».
Eso debe recordarlo el presidente de la querida Argentina que, inducido por la ominosa Cristina Kirchner, ya comenzo a rodearse de la escoria politica del planeta:
Los ayatolas persas, el nuevo rico español Pablo Iglesias, el corrupto errante Rafael Correa, Hezbola, Hamas, el cinico Lula, Maduro, Ortega, Zelaya, Putin, Erdogan, Raul Castro, el cocalero Evo Morales, ETA, FARC, ELN y resto del elenco de los impresentables complices de su toxica aliada, la Kirchner.
Argentina merece un gran destino. Por lo pronto regresar al desarrollo, de donde la saco el ruinoso populismo peronista.
Ojala que el presidente Fernandez no fracase, pero con esos «amigos» que carga, como proclama otro dicho celtibero:
«No se le puede arrendar la ganancia».

Tiros de gracia a los siete rebeldes en la Venezuela de Maduro

Tiros de gracia a los siete rebeldes en la Venezuela de Maduro

El diario el Mundo España muestra en exclusiva las fotografías que demostrarían las ejecuciones extrajudiciales del régimen de Maduro. Son de la matanza del llamado ‘Rambo venezolano’ y serán presentadas este lunes como prueba de cargo en la Corte Penal Internacional de La Haya. «Voy a entregar más de un centenar de fotografías», dice el ex diputado Wilmer Azuaje. La fiscal rebelde, Luisa Ortega: «Los liquidaron»

El temor a perder la vida es lo menos que tengo ahora. No es el temor de la vida, sino el temor a fracasar, el temor de fallar a la gente». Pocos días después de confesar a The New York Times sus inquietudes, como si se tratara de un epitafio a punto de redactarse, el policía rebelde Óscar Pérez y sus seis compañeros de lucha fueron ejecutados por fuerzas gubernamentales en Caracas. De nada sirvió su rendición previa, ni siquiera la negociación con un jefe militar a través de las «ventanas», señala el Mundo España.

¡NO HABRÁ IMPUNIDAD, SEÑORES!
Este paso es indetenible. La relevancia internacional de esta noticia es un golpe mortal al régimen dictatorial enquistado en Venezuela.