Alexis Ortiz.

Comentario para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM
Viernes 20 de diciembre de 2019.

El grupo de delirantes fanaticos del separatismo catalan, llamado Tsunami Democratic, no pudo impedir que se realizara con alegria y seguridad el partido entre Barcelona y Real Madrid, ante casi 95 mil aficionados.
Esos dos equipos españoles tienen rango y cobertura planetaria, pero los secesionistas catalanes, que son minoria, quieren disminuir al Barsa a la condicion de representante de un afan tribal anacronico.
Mientras los vandalos del Tsunami Democratic querian sabotear el juego que vieron mas 400 millones de aficionados en todo el mundo, los medios de comunicacion y las redes sociales mostraban al capitan del Real Madrid y la Seleccion española, Sergio Ramos, abrazado antes del partido con las estrellas del Barcelona Leonel Messi y Gerard Pique.
El deporte une y el nacionalismo fanatico y obsoleto crea intolerancia y desunion.
Dios bendiga a Madrid y Barcelona y a toda la hispanidad, a la cual pertenecemos con orgullo.