Por Jorge Cancino

La nueva regla propuesta por el servicio de inmigración obliga a los migrantes que piden asilo en Estados Unidos a esperar indefinidamente que les llegue un permiso de trabajo, y a quienes lo tienen, a tramitarlo con varios meses de anticipación y confiar en que les llegará a tiempo para que no pierdan sus empleos.

La publicación este lunes en el Registro Federal de una nueva regla que afecta la aprobación, entrega y renovación de permisos de trabajo para migrantes que piden asilo en Estados Unidos, plantea un nuevo escenario para los miles de beneficiados con esta medida de protección.

¿A quiénes afecta? ¿Qué cambia? ¿Por qué el gobierno anuncia una nueva norma? Univision Noticias te explica, paso a paso, en qué consiste, cuándo entra en vigor y qué deben hacer los migrantes que se verán afectados.

¿De qué se trata?

El gobierno de Estdod Unidos anunció la eliminación de la regla de 30 días de plazo para otorgar una autorización de empleo (EAD por sus siglas en inglés) a quienes califican para pedir asilo. Y también cancela la regla de 90 días de plazo para tramitar la renovación de los permisos de trabajo de los migrantes en proceso de asilo. Al quitar ambas regulaciones, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dispondrá de todo el tiempo que requiera para conceder y despachar este documento.

¿Por qué el cambio?

Según la USCIS, para procesar de manera más efectiva y eficaz las solicitudes de empleo de los solicitantes de asilo. Asegura que la medida le permitirá conceder y/o rechazar peticiones en el tiempo que estime necesario para examinar y procesar cada uno de los documentos.

La agencia dice además que la medida “reforzará la seguridad nacional”, habrá más certeza en la “verificación de identidad”, y podrá “disuadir aún más a quienes intenten defraudar al sistema legal de inmigración”.

¿Cuáles serán los nuevos cambios?

No los hay. La nueva regla elimina tanto el plazo de 30 días para otorgar un permiso de trabajo por primera vez, como el plazo de 90 días para renovar una autorización de empleo de un solicitante de asilo. La gestión queda a discreción de las autoridades.

¿Qué justificaciones da el Gobierno?

La USCIS dice que la crisis migratoria en la frontera y el alto número de peticiones de asilo en los últimos años distraen recursos y personal afectando a otras categorías de inmigrantes como, por ejemplo, quienes tramitan un ajuste de estatus (residencia legal o tarjeta verde).

También señala que el alto número de asilos provoca gastos no contemplados que afectan al presupuesto. Pero no explica que la ley de asilo estipula que los asilados están liberados del pago de cuotas y tampoco pagan por el primer permiso de trabajo por razones humanitarias, y que los costos del proceso se paga con las cuotas que la agencia cobra por otros servicios, tal como residencia, visas y la ciudadanía por naturalización.

Con información de Univision