El condado Broward, al norte de Miami, declaró este martes una emergencia de Nivel II después de que registrara el cuarto caso positivo de COVID-19. La medida permitirá a las autoridades obtener los recursos suficientes para combatir la propagación del virus que ha dejado dos muertos en Florida.

La administradora del condado, Bertha Henry, hizo el anuncio a los comisionados durante una reunión donde dijo que eran “muy conscientes” de los suministros limitados y sabían “dónde está nuestra zona cero”.

Tres de los casos están vinculados con Port Everglades, donde los administradores dicen que solo tienen suficientes suministros de limpieza para las próximas cuatro semanas y su proveedor les ha dicho que los nuevos suministros no estarán listos hasta el 6 de mayo.

El alcalde de Broward, Dale V.C. Holness, informó que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que se suministrará lo que necesite el condado si la propagación del coronavirus se acelera.

El anuncio del condado ocurre un día después de que DeSantis, decretó un estado de emergencia en Florida este lunes, expandiendo la orden de emergencia de salud pública que emitió la semana pasada para hacerle frente al nuevo coronavirus.

Otra de las medidas aprobadas por los comisionados, mediante votación, fue permitir que Henry tome decisiones unilaterales sobre contratos y otros asuntos en caso de que un brote de coronavirus les impida reunirse en persona.

Y ordenaron al condado que lanzara una campaña televisiva de anuncios de servicio público para informar a las personas sobre precauciones útiles para evitar las infecciones.

La comisionada Barbara Sharief propuso la campaña para “informar y educar mejor a las personas, especialmente a la gran población de ancianos en Broward que son más vulnerables al coronavirus”.

Un plan para ayudar a las personas que deben estar en cuarentena en sus casas si dan positivo al coronavirus fue planteado por el comisionado Tim Ryan. El objetivo sería proporcionar alimentos y suplir otras necesidades que puedan tener esos pacientes.

Durante la reunión, el comisionado Michael Udine se quejó de que el Departamento de Salud no ha hecho un buen trabajo con la divulgación de la información sobre el coronavirus y comentó que “hay números que no cuadran”.

El cuarto caso del nuevo coronavirus en Broward se anunció en la mañana del martes y es el tercero que se ha vinculado con la compañía Metro Cruise Services, que opera en Port Everglades.

Se trata de una mujer de 69 años sin historial de haber realizado viajes al extranjero, informó el Departamento de Salud de Florida.

Las autoridades sanitarias han alertado a aquellas personas que tengan síntomas y que hayan viajado a través de ese puerto que deben llamar a su seguro de salud o al departamento de salud de su condado, y permanecer aislados durante 14 días.

Los otros tres casos del puerto están “relacionados o trabajan en” Metro Cruise Services, dijo un funcionario de salud.

Los empleados de esa empresa en Broward “con cualquier tipo de asociación con estos casos” deben aislarse en sus casas mientras siguen de cerca los síntomas que experimentan, dijeron los funcionarios de salud.

Florida tiene 14 caso del nuevo coronavirus, dos personas han muerto en el estado por la enfermedad y 319 están bajo observación médica, mientras que 155 esperan por los resultados y 222 dieron negativo.

Desde que se propagó el virus hasta la fecha, 1,161 personas han sido observadas por las autoridades sanitarias.