Por Jesus Elorza

Durante la primera semana del mes de Mayo en 1975, la huelga de los entrenadores, marcó un hito en la historia deportiva, no solamente nacional sino internacional, porque era la primera manifestación, de ese tipo, que se daba en el sector de los trabajadores del deporte a nivel mundial en procura de reivindicaciones laborales negadas desde la creación del IND en 1949.

El «8 de mayo» quedó establecido oficialmente como el “Día del Entrenador Deportivo” en reconocimiento a la gesta que se había librado durante toda esa semana ya que en esa fecha alcanzó la solución a las demandas laborales  requeridas por los entrenadores en ese momento.


Tiempo presente duro y difícil. Nada que celebrar, mucho porque luchar.