A lo largo de mi carrera como psicólogo he tenido la oportunidad de atender pacientes con diabetes y otras enfermedades crónicas.

El impacto inicial del diagnóstico suele ir acompañado en algunos casos por: estrés e incertidumbre, ya que implica por parte del sujeto, modificar hábitos y patrones de conducta para los cuales no esta preparado.

¿Cuál es nuestro trabajo como psicólogos?

Inicialmente psicoeducar sobre la enfermedad, cómo se manifiesta, cuáles son sus causas, síntomas y la importancia de cumplir con el tratamiento. De esta manera, el paciente tendrá una clara compresión de lo que pasa en su organismo, así como también, las implicaciones negativas que esto puede tener en caso de no adherirse al tratamiento, también le permitimos al paciente conocer las implicaciones positivas que pueden llevarlo a prolongar su vida.

Otro de nuestro trabajo consiste en enseñar al paciente a detectar los factores de riesgo, muchos ellos emocionales y conductuales, generados por las exigencias del día a día, propias de la enfermedad y la dificultad para seguir adecuadamente la dieta. En estos casos la orientación debe ir dirigida a reducir los niveles de ansiedad, estrés, y a evaluar las creencias, muchas de ellas asociadas a la comida.

El rol de la Familia ante el diagnóstico.

La familia juega un papel importante, requiriendo también de atención y soporte emocional, más aún si se trata de que los miembros de la familia necesitan apoyar a un paciente “adolescente”, ya que esto implica un proceso de adaptación tanto para el adolescente como para sus familiares, en este escenario, los psicólogos debemos brindar herramientas y acompañar en el proceso de adaptación.

Recordemos que todo diagnóstico de salud implica una pérdida, y como pérdida, amerita tiempo para asimilar y procesar ese duelo por la ausencia de la salud, en estos casos los profesionales servimos de acompañantes durante este proceso.

Ten presente que tu eres un elemento activo tanto en la prevención de una enfermedad como en el diagnóstico de la misma, esta en tus manos cuidarte… y que todo es posible, en la medida que creas que lo es. By: Psic. Ana Lugo