Uno que vestía de gaucho y viajaba en su mula para predicar ante los pobres, el otro un jovencito mexicano quien a sus 14 años fue asesinado durante la vuelta contra los cristeros. Estos dos latinoamericanos son parte de los siete nuevos santos de la iglesia católica.
José Sánchez del Río el niño cristero y el argentino el Cura Brochero subieron a los altares para siempre junto a otras cinco personas cuatro de estos nuevos santos fueron asesinados en guerras o revoluciones como José Sánchez del Río de apenas 14 años de edad martirizado durante la guerra cristera para el Papa sus creencias fueron sus herramientas de defensa ante sus enemigos “ha combatido la batalla con la fe y el amor”.

jossanchezrio_templodesanjossnchezdelro_170816

José Sánchez del Río


Las reliquias de los siete nuevos santos presidieron el altar, donde una cruz de José Sánchez Río con la frase grabada en ella: “Viva Cristo Rey”, que fueron las últimas palabras del joven ahora santo antes de morir.
Para los mexicanos es un orgullo que ya sea santo y mucho más para las sobrinas de “Joselito” presentes en la ceremonia.
Otro de los protagonistas de la ceremonia fue el Cura brochero el primer santo de Argentina.
Cura brochero

Cura brochero


Si hablamos de santos el Papa Francisco es un pontífice de récords es el Papa que más santos ha proclamado en la historia de la iglesia un total de 848 en apenas tres años y medio de pontificado.
Se calcula que unos 80 mil peregrinos asistieron a la ceremonia en la Plaza San Pedro y que fue más latina que nunca, incluso se escucho el idioma Guaraní y hasta terminó con un toque muy mexicano entonando  la Guadalupana.