Alexis Ortiz.

Lunes 15 de julio de 2019

Un día nefasto para los derechos humanos del continente americano, el 18 de julio de 1994, pasadas las nueve de la mañana, unos agentes del grupo terrorista musulman Hezbola, armado y financiado por la teocracia de Iran, perpetro un atentado en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina AMIA, con un saldo de 85 muertos y 300 heridos.
A 25 años de ese abominable crimen contra pacíficos ciudadanos judíos argentinos, los homicidas siguen sin castigo. Y se acusa de presunto encubrimiento, a los gobiernos de Carlos Menen y Cristina Kirchner
Para que no se olvide el bochorno de 1994, mañana martes 16 de julio, a las 7pm, se realizara un acto de homenaje a las victimas del atentado y repudio a sus asesinos.
El evento sera en el Beth Torak Benny Rok Campus:
20350 NE 26 AVENUE, AVENTURA, FLORIDA 33180.
Estarán presentes David Harris del American Jewish Committee; los cónsules de Argentina e Israel Luis Fernandez Suarez y Liot Haiat; el representante de la embajada del gobierno de Juan Guaido en EEUU, Gustavo Marcano; el rabino Mario Rojzman y el dirigente de la AJC, Juan Dircie.
Un buen momento para afirmar nuestra solidaridad con Israel y rechazar el antisemitismo.