Alexis Ortíz

Si en la Democrácia Civil hubo un dirigente versatil, intelectual de solera y político competente, ese fue el barquisimetano Ramón Guillermo Aveledo.
Su desempeño como presidente de la Cámara de Diputados, secretario privado del presidente Herrera Campins, director de Venezolana de Televisión y presidente de la Liga de Beisbol Profesional, fue sobresaliente.

Y en estos tiempos encogidos de la bandidocracia castrochavista, Ramón Guillermo actuó con eficacia, coraje, sabiduria y prudencia como Secretario Ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática.

En la actualidad leo, con algunos años de retraso, uno de los libros del social cristiano Aveledo: “El Dictador. Anatomia de la tiranía”.

Una obra de provechosa lectura para la gente libertaria y defensora de los derechos humanos.


Ramon Guillermo, orgullo de la venezolanidad.

Visita también
http://alexisortiz.com/