Alexis Ortiz

CRONICAS DESDE MIAMI / Artículo publicado en «elNuevo Herald» de Miami (28 agosto 2020) …

        Gracias a Dios que la historia no valora a los hombres por sus hazañas o pifias puntuales, sino por su obra integral.

El cultísimo dominicano Joaquín Balaguer, en un discurso justificó los honores al prócer quisqueyano Pedro Santana, a pesar de sus gruesos errores postreros. Lo mismo podríamos reconocer al gran Justiniano bizantino, aunque ordenó enceguecer a Belisario, el más victorioso y leal de sus generales.

          El día del golpe de estado de Hugo Chávez (1992), Rafael Caldera hizo una desafortunada intervención parlamentaria, pero eso no niega que él sea una figura histórica venezolana. Lo mismo que la actual postura extraña de Eduardo Fernández, no nos lleva a olvidar que el día del golpe chavista, para defender la democracia, Fernández sacrificó la posibilidad de ser presidente de la república.

          Incluso en el deporte, la avidez apostadora no esconde el hecho de que el beisbolista más excitante de siempre, fue el pimientoso Pete Rose. Y que la patética actualidad de Maradona, no impide recordar que él condujo a la gloria a la selección de Fútbol albiceleste.

          Tal podemos afirmar del rey emérito español, Juan Carlos I. Aunque resbaló en raros deslices, en su relación con una alemana arribista y un curioso regalo de dólares provenientes de la corte saudita. Esos hechos tendrá que explicarlos, en beneficio de su reputación.

          Pero proponerse arrasar el legado del rey emérito y a la monarquía misma, por el cálculo político de los filocomunistas y/o separatistas españoles, es un despropósito inaceptable.

          No se puede borrar de los anales que Juan Carlos, al lado de Adolfo Suárez, fue vital para la salvación de la democracia española.Y que en 1981, con autoridad, derrotó la asonada militar que quiso descalabrar la institucionalidad hispana.

          La historia en justicia, reconocerá a Juan Carlos como un rey excelso.

[email protected]   @alexisortizb   www.alexisortiz.com