Alexis Ortiz / CRONICAS DESDE MIAMI / Artículo publicado en «elNuevo Herald de Miami… / 08-Enero-2021

        El presidente legítimo de Venezuela Juan Guaidó es un joven modesto, paciente y con un alto sentido de la gerencia colectiva. Su rasgo más resaltante es el coraje que le ha permitido gestionar su gobierno en medio de un triple acoso:

          El más brutal es el de la narcodictadura castrochavista. La persecución a sus compañeros diputados, a sus colaboradores y familiares inmediatos.

  Y después de instalar su Asamblea Nacional fraudulenta e ilegal, se observa que el gobierno usurpador de Maduro, con el apoyo de Rusia, China, Turquía, Cuba, Arabia Saudita, Irán, Bolivia, Nicaragua, Argentina, México, Trinidad y otros regímenes autoritarios, arrecia la represión contra Guaidó y los sectores democráticos. 

          La otra incomprensión viene de los desertores de la democracia. Los que por entender la política como juego de cálculo y astucia unos, o por simple ambición o miedo otros, se prestaron a participar en la payasada electoral parlamentaria de la narcodictadura. Como era de esperarse el gobierno usurpador los dejó en ridículo, sin prestigio ni diputaciones. ¡Cría cuervos!

          Y el cerco más deplorable lo hacen estimables compañeros democráticos que parecen actuar como si el enemigo es Guaidó y no Maduro y su banda. Señalan los errores, por demás inocultables, del gobierno interino. Pero olvidan que la abrumadora mayoría de esas equivocaciones no son imputables a Juan Guaidó. Tienen más bien otras causas:

          El retardo para las decisiones y su control, inevitables en un gobierno parlamentario (más la persecución ya mentada).

          El amateurismo y hasta engreimiento de algunos líderes con pretensión  de predestinados, a los que las circunstancias llevaron a responsabilidades para las cuales carecían de preparación práctica.

          El sectarismo de líderes políticos que convierten en rebatiña partidista la toma de decisiones.

La arrogancia de dirigentes de la sociedad civil convencidos de ser propietarios de la verdad total.

          Etc.

          [email protected]   @alexisortizb   www.alexisortiz.com