Un niño de seis años enfermo de rabia, aparentemente debido al arañazo de un murciélago, murió en un hospital de Orlando (centro de Florida) donde recibía un tratamiento experimental, informó su padre a un medio local.
Henry Roque confirmó al canal NBC 6 la muerte de su hijo Ryker, quien había sido tratado de acuerdo al llamado Protocolo Milwaukee, que hasta este momento ha salvado de la muerte por rabia a dos personas en Estados Unidos y a 18 en todo el mundo.
El niño se sintió mal una semana después de haber sido arañado por un murciélago enfermo al que su padre había hallado y puesto dentro de un cubo, según narró Roque en su día.
Aunque le dijo que no lo tocara, el niño metió la mano en el cubo y el murciélago le arañó.
Cuando el niño se lo dijo, el padre, siguiendo indicaciones que encontró en internet, le puso a lavarse las manos con jabón y agua caliente durante cinco minutos.
Aproximadamente una semana después el niño se quejó de que tenía los dedos rígidos y le dolía la cabeza y sus padres lo trasladaron al hospital, donde al preguntarle por algo que pudiera haber causado esos síntomas, el padre mencionó el incidente con el murciélago y saltaron las alarmas de la rabia.
La Organización Mundial de la Salud calcula que 55.000 personas mueren al año en el mundo a causa de la rabia, contagiada en un 99 % de los casos por perros.
Fuente MiamiDiario.com