Por: Lic. Yelindi Pérez

En el mundo de la gastronomía existen cuatro sabores básicos unilaterales con los cuales la gente conecta porque están presentes en casi todo lo que consumen en su día a día en  platillos salados, amargos, ácidos y dulces.

En el caso de los dulces,  se caracterizan por aportarle múltiples  bondades al cuerpo para que tenga un mejor funcionamiento, como por ejemplo la energía. Así como sucede con el “Golfeado”, un alimento típico venezolano, que fue gestado en la región central del país, específicamente en la localidad de Petare.

Donde los hermanos  Genaro y María Duarte, comenzaron a comercializarlo en la Panadería Central de la zona, en la primera mitad de siglo XX, hasta que con el tiempo empezó a aparecer en otros expendios de este estilo y adquirió popularidad en regiones como Los Teques, El Junquito y Carrizal.

Hasta ahora se desconoce de dónde proviene su nombre, pero según lo que reseñan algunas crónicas se deriva de un tipo de grano del café en forma de caracolillo, al cual los campesinos de la época llamaban “Golfiao”. Sin embargo, hasta ahora no se ha aclarado si existe un vínculo real entre el dulce y este tipo de grano, dado a que en su preparación no se encuentra este tipo de ingrediente.

¿Qué lleva el golfeado?

Este dulce se prepara con harina de trigo, huevo, sal, levadura, margarina, leche en polvo, anís, miel, vainilla y agua. Aunque también lleva un relleno con papelón, canela molida, anís dulce, azúcar y queso, que le dan ese sabor propio que los caracteriza.

Distan un poco de los roles de canela o los bollos de Chelsea, porque las especias o ingredientes que se utilizan dentro del relleno son distintos, y no llevan queso. No obstante, podría decirse que son alimentos que pudiesen  ser familia.

Preparación (Vía: La Tienda Venezolana)

Amasa en un bol la harina formando un pequeño volcán, disuelve el azúcar y la levadura en agua, agrega los líquidos en el volcán, mezcla con la harina y agrega el resto de los ingredientes menos la sal.

Ayudándote con una batidora amasa por 10 minutos. Usa la primera velocidad. Agrega la sal en el minuto 7. Luego bate en segunda velocidad por 2 minutos más. Deja descansar la masa tapada por 5 minutos.

Coloca una capa de harina en el mesón de trabajo, saca del tazón la masa y colócala encima de la harina.

Luego que la masa haya levado procede a extenderla con la ayuda de un rodillo en forma de cuadrado formando una masa de ½ centímetro de grosor, posteriormente agrégale el relleno, enróllala como un pan de jamón y córtala en ruedas de dos a tres centímetros de ancho.

Coloca los golfeados ya formados en una bandeja engrasada y enharinada. Tápalos y déjalos descansar 1 hora en lugar fresco.

Justo antes de hornear, rocía con un poco de agua y hornéalos durante 20 minutos o hasta que doren ligeramente, a temperatura de 175ºC.

Cuando los saques del horno, barnízalos con melao de papelón y deja que reposen durante 10 minutos antes de disfrutarlos.

Referencias

https://kulterego.com/los-cinco-sabores/

https://www.latiendavenezolana.com/blogs/tienda/el-golfeado-un-antojo-venezolano-con-historia-y-tradicion

https://www.facebook.com/bienmesabe.cl/photos/historia-y-origen-del-golfeadoorigen-del-nombre-e-historia-del-golfeado-en-venez/738776873181587/