UREÑA.- El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, que se juramentó hace casi un mes como presidente encargado del país amparado en la Constitución, ya se encuentra en la frontera con Colombia y espera a la caravana de diputados opositores, según confirmaron fuentes a Efe.

La información se filtra después de que portavoces del equipo de Guaidó aseguraran que el líder opositor se encontraba en uno de los autobuses que conforman la caravana de diputados que partió esta mañana desde Caracas a la ciudad fronteriza de San Cristóbal.

La caravana, sin embargo, se ha visto obstaculizada por la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada) lo que obligó a los dirigentes a bajarse de los autobuses y mantener un breve enfrentamiento con los uniformados.

De acuerdo con videos difundidos en las redes sociales, efectivos de la GNB les lanzaron gases lacrimógenos y hubo empujones en el túnel de La Cabrera, que une los estados de Aragua y Carabobo (centro del país).

En una de esas grabaciones se ve al parlamentario Richard Blanco pedir a gritos a los funcionarios que permitan el paso de la comitiva y preguntarles si encuentran con facilidad alimentos y medicinas.

Otras imágenes mostraban a los diputados atravesando a pie el túnel, pero luego los autobuses en los que se trasladaban usaron un canal del paso contrario para superar el bloqueo.

Guaidó ha dicho que el próximo sábado entrará a Venezuela la ayuda humanitaria que ha sido donada por diferentes países y que se encuentra almacenada en puntos fronterizos de Colombia, Brasil y Curazao.

Pero el régimen de Nicolás Maduro se ha negado a recibir esta ayuda y, por el contrario, ha ordenado el cierre de la frontera con Brasil y con las islas de los Países Bajos, incluyendo a Curazao, mientras analiza si hace lo mismo con el paso a Colombia.

Maduro ha dicho que los alimentos donados por Estados Unidos son un “regalo podrido” que porta el “veneno de la humillación”, y esta misma jornada aseguró, sin ofrecer pruebas, que producen cáncer.

En tanto que su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, señaló en declaraciones que recogió la televisión estatal VTV que Venezuela no necesita de donaciones, y que las dificultades económicas que atraviesa son producto del “bloqueo” financiero que han impuesto algunos países contra la Administración de Maduro.

El régimen, sin embargo, sí ha reconocido la llegada de asistencia humanitaria de aliados como Rusia y Cuba.

Desde su juramentación el 23 de enero último, luego de que la Asamblea Nacional decretara la usurpación de la Presidencia por Maduro y declarara ilegítimo su segundo mandato, Guaidó estableció como prioridad la gestión de ayuda humanitaria para los más de 250.000 venezolanos que viven en condiciones de vulnerabilidad.

En un video difundido este miércoles, el líder opositor dejó claro que la crisis humanitaria no es una estadística más, no son números, “son vidas que debemos salvar”

FUENTE: Con información de EFE