Por Alexis Ortiz.

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM
Miercoles 15 de abril de 2020

Entre las causas eficientes que condujeron a la pesadilla castrochavista  que vivimos los venezolanos en las últimas décadas, está sin duda el vicio conceptual de la antipolítica.
Ese empeño de algunos astutos y/o simplistas en destruir a los políticos y a los partidos.
Desde luego que los políticos tenemos una responsabilidad que debemos asumir con sincera autocrítica.
Pero no solo los políticos y los partidos le fallaron a la nación. Fue toda una vanguardia corresponsable del resquebrajamiento de la convivencia democrática.
Fallaron los políticos, periodistas, editores de prensa y magnates de la radio y tv, industriales, comerciantes y banqueros, sindicalistas, abogados, jueces y fiscales, militares, médicos y enfermeras, dirigentes de los colegios profesionales, de los deportistas, docentes, estudiantes, creadores culturales, líderes comunitarios…
Debemos renunciar al facilismo de buscar un solo culpable para solapar las culpas propias.
Es hora de que todos revisemos nuestra conducta y cumplamos un propósito de enmienda.
La antipolítica es odiosa, esteril y le sirve a la narcodictadura.