Por Lic. Yelindi Pérez

Se conoce como chicha a todas esas bebidas que se desarrollan a base de la fermentación del maíz, o  se preparan con cereales como el arroz o la pasta. 

Se consumen en distintos países de América Latina, y poseen diversas variaciones de acuerdo al país en el que se realiza.

Según lo que explica el portal web Antojeando, se viene popularizando en la región desde la época prehispánica, y en principio se caracterizaba por ser una bebida suave, realizada con maíz y toques de licor.

Su origen se lo atribuyen a los Muiscas, una comunidad indígena que se encontraba asentada en Colombia. No obstante, cada región le fue dando su propia esencia como sucede en Perú con la chicha morada o en Venezuela, con la chica criolla.

Chicha criolla

Es una bebida típica venezolana, libre de licor que se realiza con arroz o pasta, leche entera, leche condensada, leche evaporada, azúcar, vainilla, sal, canela en polvo y esencia de almendras.

En los 90’s se convirtió en un boom, gracias a los chicheros que se encontraban situados en las calles del país, los cuales se encargaron de comercializar el producto a los niños, jóvenes y adultos que querían degustar esta explosión de sabores en una bebida espesa y fría.

Se desconoce hasta la fecha, cómo fue su origen dentro del esta jurisdicción, pero lo que sí se sabe es que tiene esas raíces prehispánicas, porque alguno le echan maíz fermentado para su preparación.

Preparación (Vía: Venezuela Tuya)

Lave el arroz y déjelo en remojo de un día para otro en 2 tazas de agua. Al otro día escúrralo y cocínelo con la astilla de canela en 7 tazas de agua por unos 35 minutos aproximadamente, bajel del fuego y deje reposar, luego lícuelo con el azúcar, las leches, sal y esencias. Deje enfriar bien. Sirva con hielo picado y espolvoree canela si es su gusto.

Referencias:

https://www.cocinayvino.com/bebidas/sin-alcohol/la-tradicional-chicha/https://antojandoando.com/explorando/historia-de-la-chicha/