Alexis Ortiz

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM

Jueves 26 de agosto 2021

          Las estaciones de un país tropical como Venezuela están claras desde el primer día de la creación, son dos: un verano muy seco y un invierno lluvioso.

          Por eso las lluvias con sus inundaciones no deberían sorprender a las autoridades. Pero una vez más el gobierno usurpador de la narcodictadura castrochavista, con su impericia e imprevisión, ha sido desbordado por los aguaceros y la nación anda empapada e impotente.

          Uno recuerda que Rómulo Gallegos en “Doña Bárbara” habla del Llano, “con agua y muerto de sed”. Así está ahora todo el país. En verano no hay agua potable porque la narcodictadura no cumple los programas de mantenimiento de embalses y acueductos. En invierno los ríos y lagunas se salen de madre y al régimen títere del comunismo cubano, solo le falta culpar al “imperialismo norteamericano”.

          Los ríos Orinoco, Caroní, Apure, Chama, Catatumbo, Neverí, Guarapiche y todos los otros están encabritados. Miles de compatriotas, ya agobiados por la corrupción y represión oficial, el virus chino y otras calamidades, ahora enfrentan la desgracia de los damnificados.Debemos ser solidarios con ellos.