Por Alexis Ortiz.

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM /
Martes 16 de setiembre de 2020

Un día como hoy, el 16 de setiembre de 1925, en Santa María de Cariaco, estado Sucre, nació esa criolla recia que fue mi mama, Edith Bravo Boada.

Comenzó su carrera como maestra de una escuela unitaria, en su pueblo natal. Después en Ciudad Bolívar termino siendo subdirectora del Grupo Escolar mas importante de la región.

Se fue a Caracas y ascendió a supervisora de educación primaria. Después fue Jefa de la Zona Educativa del Distrito Federal.

Su voluntad de progreso la llevo a lograr una licenciatura en la Escuela de Educación de la UCV.

Se especializo en la formación de niños de la primera edad y, así, fue Directora Nacional de Educación Preescolar, durante la gestión ministerial de Rafael Fernández Heres.
Allí desarrollo el exitoso programa de Preescolar Abierto, que aprovecho las plazas y otros espacios públicos para la atención de los niños.

Fue presidenta de la Asociación Nacional de Educación Preescolar, y actuó en la directiva mundial de esa rama educativa (OMPE).

Murió en el 2006 y no pude acompañarla en sus días finales, por que la narcodictadura castrochavista me lo impidió.

Mis hermanos y yo veneramos el recuerdo de nuestra madre. Y es que como Walt Whitman, nosotros podemos alardear de que nacimos de un “vientre perfecto”.

Twitter: @alexisortisb

Instagram: @alexisortizbravo