A pocos días de la gran celebración del Super Bowl en el Hard Rock Stadium, en Miami Gardens, un ejército de pintores, albañiles, carpinteros y electricistas ultiman detalles en el Hard Rock Stadium y otras instalaciones en Miami-Dade.

Y mientras unos embellecen el estadio de fútbol, otros preparan el Bayfront Park y el Miami Beach Convention Center para acoger a miles de aficionados del fútbol americano los días que anteceden al evento deportivo más importante del año el domingo 2 de febrero.

Se trata de la oncena vez que Miami acoge la gran festividad, que tendrá esta vez por protagonistas a los equipos Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers.

“Ninguna otra ciudad ha celebrado el Super Bowl tantas veces y lo vamos a hacer por lo grande”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el presidente del comité organizador, Rodney Barreto, cuando asistía a una audiencia especial en el ayuntamiento de Miami.

“Esto es mucho más que un juego de fútbol. Es una gran celebración para todos”, subrayó.

Por ejemplo, Bayfront Park, en el centro de Miami, contará con el festival Super Bowl LIVE, del 25 de enero al 1 de febrero, entrada libre, con conciertos de música, degustación gastronómica internacional, proyecciones y recuentos de los 10 Super Bowls celebrados en Miami, así como shows acuáticos y fuegos artificiales, donde se espera además la presencia de miembros de ambos equipos competidores.

“Si no tiene entrada para el Super Bowl, aquí podrá sentir el júbilo de la celebración”, señaló Mike Fernández, miembro del equipo organizador, quien adelantó que el parque estará engalanado para la ocasión.

“Hemos preparado una lista de cantantes y grupos de música muy variada, desde música pop y reguetón hasta música de cámara, coral y salsa”, anticipó.

Si desea conocer todos los pormenores de la celebración, consulte el portal habilitado aquí.

Asimismo, restaurantes, hoteles de nombre y espacios deportivos festejarán la ocasión actividades adicionales.

Por otra parte, el Miami Beach Convention Center acoge el Super Bowl Experience, los días 25, 26, 29, 30, 31 de enero y el 1 de febrero, con un parque interactivo de fútbol, juegos, talleres para jóvenes, souvenirs, artículos memorables, autógrafos y fotografías con jugadores de la liga NFL, además de ver el trofeo Vince Lombardi, que es entregado cada año al equipo ganador del gran partido del año. Entrada de 20 a 40 dólares.

Además de la celebración, que añade a las arcas de hoteles, restaurantes, agencias de viajes y gobiernos municipales unos 500 millones de dólares, las autoridades locales juntan esfuerzos con policía, Buro Federal de Investigaciones y el Departamento de Seguridad para evitar cualquier acto que interrumpa la festividad.

“Queremos que todo el mundo disfrute. Miami-Dade es un lugar muy apetecido, sobre todo aquellos que ahora mismo están pasando frío. Estamos convencidos de que la van a pasar bien. No obstante tenemos que estar vigilantes. Una responsabilidad que debe ser compartida por todos”, señaló jefe de Comunicación de la Policía condal, Héctor Llevat.

Según un informe preliminar del Comité Organizador, el esperado juego será visto por más de 100 millones de televidentes, mientras el sur de la Florida, principalmente Miami, Miami Beach y Fort Lauderdale, podrían ver en sus calles a unos 150.000 visitantes durante los días anteriores al gran juego, cuando medio territorio metropolitano se sume al festín futbolístico con fiestas públicas y variadas actividades deportivas.

Fuente: DLA