El diputado Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, llevará el informe con las irregularidades de las elecciones regionales del 15 de octubre, calificado como un «megafraude» cometido por el chavismo, a instancias internacionales para que sea auditado.
«Anuncio que tomamos los recaudos de este proceso electoral y lo entregaremos en distintas instancias internacionales para que sea auditado de manera cualitativa y cuantitativamente», afirmó Borges durante una rueda de prensa previa a la sesión ordinaria del parlamento.
Expresó que «ante el mundo la única instancia reconocida es la Asamblea Nacional elegida por 14 millones de venezolanos el pasado 6 de diciembre de 2015 y no la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro. Nosotros no defendemos solo al Parlamento sino al pueblo que nos eligió».
Borges confía más en la lupa internacional que en la chavista. «En Venezuela no se cumple la ley y se saltan las garantías electorales. Además, los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) siguen lineamientos del Gobierno. Tenemos que asumir que la principal bandera es tener un sistema electoral confiable y que tengamos la capacidad de auditar, un sistema electoral que funcione en Venezuela y queremos que el mundo entero lo sepa».

«Le estamos diciendo a Nicolás Maduro que deje el cinismo, porque el pueblo venezolano merece un sistema electoral confiable», reiteró.
Aprovechó la oportunidad para denunciar que la delegación que tenía previsto ir a la Reunión Interparlamentaria Mundial en Rusia -y que estaba integrada por la directiva de la AN y dos diputados- no pudo asistir debido a que en el aeropuerto Internacional de Maiquetía les impidieron la salida del país.
El Gobierno envió una delegación chavista a la cual «le salió el tiro por la culata, no la dejaron participar porque no reconocen a la ANC, pero a nuestros diputados, entre ellos Delsa Solorzano, sí fueron acreditados».
El presidente del parlamento felicitó a Solórzano, quien fue elegida vicepresidenta del Comité de DDHH en dicha reunión. En esta reunión en Rusia se habló del problema de la democracia, la autonomía de la AN.