Alexis Ortiz

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM

Miércoles 4 de agosto de 2021

          Entre los episodios gratificantes de mi vida, está haber podido en estos últimos tres lustros, acompañar a los compañeros bolivianos en sus afanes para la reimplantación de la democracia, en esa nación hermana, tan cara al libertador Bolívar y al mariscal Sucre.

          Entre los que me han hecho el honor de permitirme luchar a su lado están: Cayetano Llobet, Eudoro Galindo, Víctor Hugo Velasco, Rubén Darío Cuéllar, Carlos Sánchez Berzaín, Mario Bruno, Guido “Chelelo” Añez, Juan Manuel Arias…

       A los bolivianos les ha tocado una lucha dura contra un caudillo cocalero y hasta pedófilo, con la careta de indio bueno, represivo, corrupto y descarado, Evo Morales.

          Ahora hay un complot para lavar la imagen de Evo, después del fraude del 2019, que lo sacó de la presidencia. En  la reciente iniciativa para “reivindicar” al cocalero, negando un fraude que fue demostrado por los auditores de la OEA y la Unión Europea, participan los mandamases Alberto Fernández, Miguel Díaz Canel, López Obrador, Nicolás Maduro, Daniel Ortega, Lula Da Silva, Gustavo Petro, Pedro Castillo, Cristina Kirchner, Putín, Jing Ping, Pablo Iglesias, Rodríguez Zapatero, una comisión pirata que abusó del logo de la Universidad de Salamanca y, desde luego, el presidente Luis Arce, los parlamentarios, fiscales, policías y jueces de Bolivia, convertidos en monigotes de Evo.