Después de un fin de semana ventoso, el sur de la Florida verá algunas lluvias y otro poco de frío, pero esta vez será solo por unos cuantos días.
Los meteorólogos pronostican algunas precipitaciones el lunes por la mañana, antes de la llegada de un frente frío.
“Este frente frío no es tan fuerte como el último”, dijo Anthony Reynes, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología (NWS).
Para el lunes por la noche y el martes por la mañana, las zonas del interior de los condados Miami-Dade y Broward podrían ver temperaturas en el rango bajo de los 50 grados Fahrenheit y posiblemente las áreas costeras estén cerca de los 50 grados.
Para el miércoles, se pronostica que las bajas estén todavía más frías, toda vez que el mercurio llegaría al rango bajo de los 40 grados en las zonas del interior de ambos condados y alrededor de los 45 y 50 grados en la costa. Sin embargo, ya para la noche del miércoles, se cree que el tiempo calentará un poco.
A principios de este mes, el sur de la Florida tuvo temperaturas en algunas áreas en el rango alto de los 30 grados. Incluso nevó en algunas partes de la Florida.
Según Reynes, el fin de semana ventoso fue precursor del frente que se acerca. Ráfagas de viento de entre 25 y 30 millas por hora (mph) se registraron a lo largo de la costa este fin de semana, dijo.
Para el lunes por la mañana se pronostican aguaceros, dijo Reynes. Se espera que la brisa regrese el martes. Reynes señaló que temperaturas cálidas llegarían tras el paso del frente.
“Será una rápida transición a una masa de aire cálido”, apuntó el experto.