Alexis Ortiz

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM

Martes 24 de agosto de 2021

          El 23 de agosto de 1845 murió en Paris (1) el general en jefe y prócer de la independencia suramericana Rafael Urdaneta. El nació en Maracaibo el 24 de octubre de 1788.

          Este guerrero, que conquistó sus galones en el campo de talla (2), ante el vacío de poder y la amenaza de anarquía, asumió la presidencia de la Gran Colombia (3) y el fue el último de sus titulares.

          Junto con el mariscal Sucre y el general Páez, Urdaneta fue uno de los militares más decididos y eficientes en todo el proceso de emancipación. Pero además, junto con Sucre y José Laurencio Silva, mostró una lealtad sin esguinces al libertador Simón Bolívar.

          Se recuerda su mensaje a Bolívar en 1813:

          “General, si dos hombres bastan para libertar la patria, pronto estoy a acompañar a usted”.

          En 1876 los restos de Rafael Urdaneta fueron elevados al Panteón Nacional.

          (1). El poeta Andrés Eloy Blanco escribió que una fatalidad venezolana es que, “los hombres buenos se le mueren fuera y los malos se le eternizan dentro”.

          (2). Entre otras acciones Urdaneta se distinguió en las de Valencia, Coro, Barcelona y Maracaibo. Fue un general en jefe por sus méritos y no por el entreguismo y la adulación a las dictaduras, como los de la actualidad.

          (3). La Gran Colombia, gran sueño de Francisco de Miranda y Simón Bolívar, estaba integrada por las actuales Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela. Se disolvió en 1830.