Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM

Martes 31 de agosto de 2021

          Por ser inevitable por ahora, dejaré  un tiempo de escribir estos comentarios editoriales en esta plataforma digital, empeñada en potenciar la voz de los venezolanos en todas partes, todos los humillados por la narcodictadura castrochavista.

          No quería despedir estos renglones cotidianos sin referirme al futuro encapotado que amenaza a nuestra patria. En un poético pasaje bíblico se dice: “Mi corazón espera a Jehová como al alba los centinelas nocturnos”. En mi caso, espero al 22 de noviembre con tristeza y pánico.

          Una parte sustantiva del liderazgo democrático venezolano se engolosinó con las elecciones ilegales, fraudulentas e inconducentes convocadas por la narcodictadura para el 21 de noviembre.

          Unos lo hicieron por no saber o no tener otra cosa que hacer. Otros por avidez burocrática, porque no se entienden como dirigentes sino son directivos. Y los líderes principales, porque se delataron como precarios en la capacidad de persuadir a sus compañeros de no lanzarse al despeñadero.

          Y van a participar sin unidad consistente, ni recursos, ni tiempo, en medio de una pandemia y escasez limitantes, trémulos, inseguros, dispuestos a sacrificar (a cambio de un frijol), al gobierno legítimo de Guaidó (reconocido por las democracias respetables del planeta), en fin, abrazados al caos…

          Les pido al Señor y a la Virgen del Valle que me concedan la gracia de la equivocación, que el 22 de noviembre no encontremos un trágico retroceso en nuestra ya larga lucha.

          ¡Qué así sea!