Si ya has venido de visita a los Estados Unidos, habrás notado que puedes pagar hasta $1 con tarjetas de débito y que las personas no utilizan mucho el efectivo.

Si acabas de iniciar tu vida en USA, te recomendamos que abras una cuenta bancaria, por lo que compartimos contigo este pequeño instructivo de cómo hacerlo, el cual viene acompañado de datos y consejos que te servirán en el proceso y para el mantenimiento de tus cuentas.

Al igual que en en Venezuela, en los Estados Unidos, dos de los tipos de instituciones financieras que ofrecen cuentas personales son los bancos y las cooperativas de crédito. Una cuenta de banco es un lugar seguro para guardar su dinero.

Las cuentas corrientes y las cuentas de ahorro son dos tipos comunes. Usted puede abrir una cuenta individual o una cuenta en común con su cónyuge o con otra persona. Tenga en cuenta que los bancos pueden cobrarle tarifas por algunos de sus servicios.

Por su parte, las cooperativas de crédito también protegen su dinero. Su empleador puede tener una cooperativa de crédito a la que usted pueda unirse o quizá puede unirse a otra cooperativa, según el lugar donde viva. Este tipo de entidad financiera ofrece casi los mismos servicios que los bancos, pero también pueden brindar servicios adicionales.

Para poder escoger la institución financiera más apropiada de acuerdo a tus necesidades, te recomendamos comparar los servicios, las tarifas, la cobertura, los horarios y las ubicaciones de las entidades antes de abrir una cuenta.

Al abrir su cuenta, se le pedirá un documento para verificar su identidad. Para ello, puedes llevar tu pasaporte,  green card o la licencia de conducir, acompañado de un comprobante de correspondencia es decir, un recibo de pago de servicios de electricidad, agua o la factura telefónica.

También tendrá que realizar un depósito,  que se colocará en su cuenta nueva para activarla (la cantidad de dinero va a depender de la entidad financiera).

Los retiros de dinero pueden hacerse con un cheque, desde un cajero automático o mediante un formulario de retiro en su institución financiera.

Muchos de los bancos ofrecen servicios de pago de cheques, transferencia entre diferentes bancos y envío de dinero al extranjero, pero esos servicios tienen un costo adicional. Verifique si su banco o cooperativa de crédito ofrece estos servicios a un precio menor.

Cómo mantener su dinero de forma segura

No es seguro que lleve consigo grandes cantidades de dinero en efectivo o que deje el dinero en su vivienda, pues podrían robárselo o perdérsele. Si deposita su dinero en un banco o en una cooperativa de crédito que pertenezca a la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) o que esté asegurada por la Administración Nacional de Cooperativas de Crédito (NCUA, por sus siglas en inglés), su dinero tendrá una protección de hasta un máximo de $250,000. Cuando elija una institución financiera, asegúrese de que sea miembro de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos o cuente con un seguro de la Administración Nacional de Cooperativas de Crédito. Para obtener más información, visite www.fdic.gov o www.ncua.gov.

Cómo utilizar su cuenta

Usted puede retirar dinero de su cuenta mediante un cheque personal, un cajero automático o su tarjeta de débito. Asegúrese de que solo usted y la persona con quien comparta la cuenta (si es el caso) tengan acceso a su cuenta.

Cheques personales: al abrir su cuenta corriente, usted puede adquirir una cierta cantidad de cheques personales. Los cheques son formularios que se llenan para pagar por algo. Los cheques indican a su institución financiera que debe pagar cierta cantidad de dinero a la persona o a la empresa cuyo nombre aparece en el cheque. Conserve esos cheques en un lugar seguro y pregunte en su institución financiera cómo puede pedir cheques adicionales cuando se le hayan terminado los que tenga.

Tarjetas de cajero automático (ATM): usted puede pedir en su institución financiera una tarjeta de cajero automático. Utilícela para retirar o depositar dinero en su cuenta desde un cajero automático. En general, no hay que pagar tarifa alguna por el uso del cajero automático de su propia institución financiera. Es muy probable que se le cobre una tarifa cuando utilice cajeros automáticos que sean propiedad de otra institución financiera y estén administrados por ella (aprox. $3 por transacción).

El personal de la institución financiera le enseñará a utilizar su tarjeta de cajero automático y le dará un número especial, llamado PIN (número de identificación personal), para que lo utilice en los cajeros automáticos. Tenga cuidado cuando utilice cajeros automáticos.

Tarjetas de débito: es posible que su institución financiera le expida una tarjeta de débito para que la utilice con su cuenta corriente. En ocasiones, su tarjeta de cajero automático también puede utilizarse como tarjeta de débito. Usted puede utilizar su tarjeta de débito para pagar compras en una tienda. Cuando lo haga, el dinero se debitará de manera automática de su cuenta corriente.

Nota: Nunca revele su PIN ni le entregue a nadie su tarjeta de cajero automático. Podrían utilizarlos para retirar dinero de su cuenta.

Cheques de caja y cheques certificados: hay cheques que las instituciones financieras crean a pedido. Usted entrega el dinero a la institución financiera, y la institución hace un cheque por ese monto de dinero a nombre de la persona o la empresa a la que usted desea pagarle. Las instituciones financieras pueden cobrarle una tarifa por ese tipo de cheques. Pregunte en su institución financiera si existen otras opciones que puede utilizar.

Administre su cuenta con cuidado para que no tenga que pagar por cargos por sobregiros. Los sobregiros se producen cuando no tiene suficiente dinero en su cuenta para cubrir un pago o un retiro. Consulte a su institución financiera para conocer sus opciones y las tarifas.

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito le permiten hacer compras y pagarlas más tarde. Entre los tipos de empresas que pueden darle una tarjeta de crédito están los bancos, las cooperativas de crédito, las tiendas y las gasolineras. Todos los meses, recibirá por correo una cuenta por las compras que haya hecho con su tarjeta de crédito. Si al recibir su cuenta paga el saldo total, no tendrá que pagar intereses. Si no paga el saldo total o si se atrasa en enviar su pago, se le cobrarán intereses, y quizá hasta una tarifa adicional. Algunas tarjetas de crédito tienen tasas de interés muy elevadas, así que considere las diferentes opciones para determinar cuál es la más conveniente para usted. Algunas personas pueden referirse a las tarjetas de crédito como “tarjetas de débito diferido”, pero son dos instrumentos distintos. Con las tarjetas de débito diferido, usted debe pagar el saldo completo todos los meses. Por otra parte, las tarjetas de crédito le permiten trasladar al mes siguiente una parte del saldo, si no lo paga en su totalidad. Tenga cuidado al revelar el número de su tarjeta de crédito a otras personas, en particular si lo hace por teléfono o en Internet. Asegúrese de que conoce a la persona o a la empresa que le pide el número y de que confía en ella.

Examine el estado de cuenta de su tarjeta de crédito cada mes para asegurarse de que todos los cargos son correctos. Si ve un cargo que usted no hizo, llame de inmediato a la compañía emisora de la tarjeta de crédito. Usualmente, si informa esta situación de inmediato a dicha compañía, no tendrá la obligación de pagar el dinero que no gastó.

Su puntuación crediticia

En Estados Unidos, es muy importante la manera en la que usted administra su crédito. Hay organizaciones que determinan su puntuación o calificación crediticia. Dicha puntuación o calificación depende de cómo pague sus cuentas, cuántos préstamos haya solicitado, cuántas tarjetas de crédito tenga y otros factores.Esta evaluación es muy importante cuando quiere comprar una vivienda o un automóvil, u obtener un préstamo.

Las siguientes son algunas de las medidas que usted puede tomar para mantener una buena puntuación crediticia:

● Pague todas sus cuentas a tiempo

● Mantenga los saldos de su tarjeta de crédito bajos y pague al menos el monto mínimo mensual.

Conforme a las leyes federales, usted puede obtener una copia gratis de su informe de puntuación crediticia una vez al año. Si desea recibir una copia de su informe de puntuación crediticia, llame al 1-877-322-8228 o visite www.annualcreditreport.com.

 

Share This